Todo un récord fue lo que se vivió en el San Mamés del Athletic Club. Y es que prácticamente no cabía un alma en el estadio del club vasco para presenciar los cuartos de final de la Copa de la Reina.

Las cifras oficiales arrojaron que 48.121 espectadores se reunieron para ver el partido que enfrentó a las locales contra el Atlético de Madrid el pasado 31 de enero.

Lee también: Santiago Morning es el primer club en entregar contratos profesionales a futbolistas chilenas

¿El resultado? El club de Bilbao terminó cayendo 2-0 ante sus pares de la capital española, quienes avanzaron a semifinales para enfrentar al Barcelona el domingo 17 de febrero. Para aquel duelo, y al contrario de esta llave, el Atlético jugará de local. Los goles para la visita fueron obra de Ángela Soa y Aurélie Kaci.

Para el partido del récord, el club vasco trató de impulsar la asistencia a La Catedral a través de acciones en conjunto a la Diputación Foral de Bizkaia.

Por una parte ofreciendo a sus socios la opción de conseguir dos tickets extra, mientras que la Diputación distribuyó entradas en centros escolares de Bizkaia.

Fue tal el nivel de la demanda por las entradas que el Athletic le pidió a las futbolistas que redujeran las entradas que regalaban a sus conocidos para el compromiso.

Te puede interesar: Las Guerreras ganaron su cuarto título consecutivo y su premio fue homenajear a los futbolistas de Boca

La cifra de casi 50 mil espectadores eleva el techo conocido de las asistencias a un partido de fútbol femenino en España.

Un dato curioso es que el máximo de público anterior también era de Bilbao, en el San Mamés que fue demolido entre 2012 y 2013, el que congregó a 36 mil personas para un encuentro entre el Athletic y el Híspalis.

¿Quién dijo que el fútbol femenino no era convocante?

Puedes revisar el partido completo acá.

Tags:

Deja tu comentario