{"multiple":false,"video":{"key":"crMOYua6Ugtochvn34060","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Sin duda en la cancha pueden pasar muchas cosas que le den el toque de “insólito” a un partido: que cobren mal una falta (o no la cobren), triquiñuelas entre jugadores, autogoles, entre otras cosas.

Pero sin duda lo peor que puede pasar, sucedió en el fútbol argentino, luego de que un juez terminara un partido segundos antes de que un jugador convirtiera un gol ¡DE TIRO LIBRE!

Esto se vivió en el partido de Colón frente a Huracán, cuando un jugador convirtió lo que se catalogaría como un golazo de media cancha tras patear un tiro libre. Pero para mala suerte de su equipo, el árbitro había dado por finalizado el encuentro una milésima de segundo antes.

Finalmente el gol no fue aceptado y el duelo finalizó con un parejo (y quizás injusto) 0-0.

¿Qué te parece?

 

Tags:

Deja tu comentario