FOTO: EFE

Durante la madrugada de este sábado, el levantador de pesas cubano-chileno, Arley Méndez, debutó en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Lee también: Tokio 2020: Primos Grimalt avanzan a octavos de final tras vencer a Suiza en el repechaje

En la categoría de 80 kilos, el deportista no logró superar las pruebas, fallando los tres intentos para levantar 190 k y ubicándose en la última posición de la tabla.


Tras su participación en la competencia en la prueba de halterofilia masculino, el pesista confesó haber tomado la decisión de retirarse definitivamente.

“Me voy a retirar, es definitivo, por cosas personales. Son muchas complicaciones, dolores y ya no me siento a gusto. Voy a dedicarme a otras cosas, a salir adelante, pero pesas no voy a hacer más“, señaló a TVN.

Méndez, además, aseguró que su renuncia no es una decisión reciente. “Yo me iba a retirar hace tiempo, pero sabes lo que pasa: tengo familia y tengo que alimentar a mi familia. Este es mi trabajo. Me gusta competir, pero estoy sufriendo mucho. El deporte me está haciendo mal”, dijo.

Por otro lado, respecto a la sanción por consumo de cannabis que sufrió y que fue levantada el 28 de julio, el representante de Team Chile aseguró que fue intencional.

“Fumé marihuana un día antes, yo lo hice adrede. Llevo meses que estoy cansado de esto, estoy sufriendo mucho con dolor, depresiones, no aguanto más. Espero que me entiendan”, explicó.

Tags:

Deja tu comentario