{"multiple":false,"video":{"key":"cp3Oe3O82fcMchvn14700","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Bayer Münich, el nuevo equipo de Arturo Vidal, empató 1-1 con el Wolfsburgo en la Supercopa de Alemania, pero terminó cayendo por 5-4 en los lanzamientos penales.

El duelo comenzó favorable en el marcador a los ‘bávaros’, quienes no alinearon desde el primer minuto a ‘Celia Punk’, cuando Arjen Robben anotó la apertura de la cuenta a los 49′.

El volante chileno debutó a los 74′, luego que el técnico Josep Guardiola ordenara su ingreso por Thiago Alcántara. El ‘Rey Arturo’ recibió una verdadera ovación por parte de los parciales bávaros cuando ingresó.

En el tiempo que estuvo en cancha, el nacional no fue muy gravitante en el juego y fue amonestado por una fuerte infracción a los 82 minutos.

Cuando el partido expiraba y el club del campeón de América ya tenía el título en el bolsillo, el danés Nicklas Bendtner (89′) recibió un pase de Kevin de Bruyne y batió a Manuel Neuer para empatar 1-1 y forzar el partido a los lanzamientos penales.

En la definición desde los doce pasos, Vidal fue el primero en patear para su equipo y anotó, situación que no ocurrió con Xabi Alonso, quien falló su disparo lo que determinó el triunfo de los ‘Lobos’, quienes estuvieron impecables al no errar ningún tiro.

De esta forma, Arturo Vidal tuvo un amargo estreno con la camiseta del Bayern Münich, ya que el Wolsfurgo celebró la obtención de la Supercopa germana, primer título en disputa de la temporada 2015-2016.

Tags:

Deja tu comentario