Cuando Arturo Vidal saltó a la cancha del Camp Nou junto a sus hijos y posó con sus compañeros del Barcelona, lo hizo mentalizado en que la de este sábado sería otra jornada inolvidable en su exitosa carrera.

El chileno fue pieza clave en la victoria por 1-0 sobre Levante y que le permitió a los catalanes quedarse con La Liga 2018-19.

El único gol del compromiso fue de Lionel Messi, quien ingresó a los 46′ por Philippe Coutinho y a los 62′ aprovechó una precisa asistencia del “Rey” para, con categoría, darle a los “culés” el título 26 de su historia a nivel nacional.

El oriundo de San Joaquín jugó como volante por la derecha y tuvo activa participación en la ofensiva. Incluso estuvo cerca de anotar en la recta final del duelo, pero elevó su derechazo.

La coronación en el certamen hispano le quita cierta presión al Barcelona en la recta final de la temporada, donde puede conseguir dos cetros más: la Copa del Rey (final ante el Valencia) y la UEFA Champions League (semifinal ante el Liverpool), quizás la obsesión más grande de Arturo Vidal en Europa.

Tags:

Deja tu comentario