{"multiple":false,"video":{"key":"crMIgxFxwN62chvn34045","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Una particular reacción fue la que tuvo durante el pasado fin de semana Scott Brown, capitán del Celtic de Escocia, luego de recibir varias patadas y un pelotazo.

El hecho se registró en el partido de visita frente al Aberdeen, por la fecha número 28 del torneo de Escocia.

Brown estaba luchando el balón, cuando dos contrincantes fueron con fuerza intentar quitárselo. Sin embargo, luego de los golpes el jugador se paró y sacó pecho frente a las gradas, pidiendo que alentaran aún más fuerte.

Afortunadamente para él y su equipo, el encuentro lo ganaron por dos goles a cero. Sin embargo, la imagen de este capitán ha dado la vuelta al mundo.

Tags:

Deja tu comentario