{"multiple":false,"video":{"key":"b46FbvXNIr","duration":"00:02:21","type":"video","download":""}}

Luego de no llegar a un acuerdo con los jugadores, Blanco y Negro ha anunciado este miércoles -a través de una conferencia de prensa- que se acogerá a la Ley de Protección del Empleo.

El vicepresidente de Colo Colo, Harold Mayne-Nicholls, explicó que “la ley nos obliga a suspender la relación laboral, por lo tanto, los jugadores una vez notificados ya no tienen dependencia laboral. Desde hoy, y hasta que no vuelva el fútbol, los jugadores no tienen situación contractual con nosotros“.

Esta decisión surge tras una serie de desencuentros relacionados con el salario de los jugadores, situación fue ampliamente criticada y lamentada por el presidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa. “No pensé que podíamos generar este quiebre. Yo pienso que los jugadores le han dado la espalda a su institución y eso me tiene muy desilusionado. Nos hemos visto obligados a recurrir al seguro de Protección del Empleo y no lo queríamos hacer”, cuestionó.

“No estamos pidiendo que asuman un descuento por algo que se nos ocurrió simplemente. No juegan un partido hace meses, hace 40 días que no entrenan, que no juegan, y creen que es justo que se les siga pagando lo mismo. Ellos entienden la situación mundial pero no quieren que les metan la mano en el bolsillo“, agregó Mosa.

Para finalizar, el dirigente utilizó la frase “la sangre llegó al río”, para exteriorizar las grandes diferencias con el plantel, quienes, dentro de sus exigencias, dijeron que aceptaban una rebaja temporal de los sueldos, pero restituidos en un 100% en 2021, y a diciembre de 2020 en el caso de los jugadores que terminan contrato. Exigencias que no llegaron a buen puerto.

Tags:

Deja tu comentario