{"multiple":false,"video":[]}

Esta tarde el Manchester City jugaba su clasificación a la próxima ronda de la Copa de la Liga de Inglaterra ante el Wolverhampton. En los 90 minutos el partido terminó igualado sin goles, por lo que todo tuvo que definirse desde los 12 pasos.

Fue ahí cuando el golero nacional se convirtió en figura de los de Guardiola, cuando controló dos penales del equipo contrario. Maniobra que terminó por darle el pase a la próxima ronda a los “citizens”.

De esta forma el capitán de la Roja se consolida como un experto en esta instancia decisiva. Suceso que ocurre justo un día después que el diario español Marca, lo eligiera como uno de los peores futbolistas del año.

Tags:

Deja tu comentario