Este martes la Conmebolanunció que la final de la Copa Libertadores 2019, entre Flamengo y River Plate, no se jugará en Santiago por la crisis social que atraviesa Chile.

Fue el propio ente sudamericano el que, a sólo días de las primeras manifestaciones masivas, había ratificado su “compromiso con Chile” para albergar el evento.

Sin embargo, con las movilizaciones prácticamente ininterrumpidas desde el 18 de octubre, la coronación del campeón continental no ocurrirá en el Estadio Nacional y se realizará el 23 de noviembre en Lima.

Ante el cambio de sede, la Conmebol anunció que devolverá el dinero a quienes compraron entradas para la final.

Lee también: No se juega: ANFP confirmó la suspensión del amistoso entre Chile vs Bolivia

Mediante un comunicado en su sitio web, sostuvieron que rembolsarán el 100% del valor de los tickets.

Además, señalaron que “se les remitirá un nuevo código que les otorgará derecho de preferencia de compra por el plazo de 72 horas. Transcurrido dicho plazo, el código quedará invalidado, y las entradas se pondrán a la venta para el público en general”.

Cabe mencionar que a esta modificación de agenda, se le suma la reciente baja de la COP 25 y la cumbre de la APEC.

 

Tags:

Deja tu comentario