{"multiple":false,"video":[]}

Exactamente cinco minutos duró la ventaja del Barcelona sobre el Real Madrid en el Camp Nou. Luis Suárez abría el marcador en el minuto 10, pero en el 15′ Crsitiano conseguía el empate tras una buena asistencia de Benzema.

Pese a la alegría del empate, el delantero portugués de forma inmediata comenzó a hacer muecas de dolor, pues en la repetición se pudo apreciar como Gerard Piqué llegó un poco tarde y le propinó una dura entrada a CR7, encendiendo las alarmas en el Madrid.

Transcurrieron los minutos y Cristiano no salió del campo de juego pese a que Marco Ascensio estaba listo para entrara, desatando críticas entre los hinchas blancos que esperan la final de la UEFA Champions League en 20 días más.

 

Tags:

Deja tu comentario