EFE

El tenista serbio Novak Djokovic ha recibido una serie de críticas tras manifestar su opinión sobre el caso de Simone Biles, gimnasta estadounidense que decidió retirarse de la competencia de Tokio 2020 por salud mental.

El número uno del tenis mundial, y claro favorito al oro olímpico en categoría individual, se mostró completamente en la vereda opuesta a la red de apoyo que ha recibido Biles, quien abandonó la competición por sentir «el peso del mundo» sobre sus hombros.

En diálogo con la agencia Reuters, Djokovic aseguró que «la presión es un privilegio. Sin ella no habría deporte profesional. Si tu objetivo es estar en la cima, debes aprender a hacer frente a la presión. Y cómo hacer frente a esos momentos en la pista, pero también fuera de ella».

Lee también: «No hay nada heroico»: La cuestionada columna que trata de «decepción» a Simone Biles por renunciar

Asimismo, indicó cómo ha podido convivir con la presión a lo largo de su carrera: «En la cancha, pero también fuera de ella, aprendí a desarrollar un mecanismo para lidiar con las expectativas ajenas, los murmullos y los rumores de forma que no me distraigan, ni me agobien».

“Obviamente no voy a decir que soy capaz de aislarme de todo el ruido mediático que existe en torno a mí y mis opciones de ganar en este evento olímpico. Lo veo, lo escucho, lo percibo y sé que está ahí, pero con el tiempo he aprendido a desarrollar mecanismos de gestión emocional que me permiten ver todo eso como algo positivo, y no como algo que puede destruirme”, apuntó.

En una reciente publicación en redes sociales, la gimnasta norteamericana agradeció el respaldo que ha recibido durante la competencia olímpica. “Me ha hecho darme cuenta de que soy más que mis resultados y mi gimnasia, lo que nunca creí antes de verdad”, expresó.

Tags:

Deja tu comentario