Por Cristian Arcos

Comparar es díficil, injusto, contradictorio muchas veces. Pero es entretenido. Genera debate, discusión, defensa férrea de posturas. Permite recopilar la memoria, ese sano ejercicio de recurrir al archivo, de fomentar el respeto. Arturo Vidal junto a su hijo Alonso realizaron el ejercicio de elegir a los cuatro mejores jugadores que habían visto en la vida. Uno por línea. El chileno eligió a Oliver Kahn como arquero, al defensa Carles Puyol, en el medio a Ronaldinho y arriba al brasileño Ronaldo.

Te puede interesar: “Mis top 4”: Estos son los elegidos por Arturo Vidal (y Alonsito) como las leyendas del fútbol

Juguemos. El equipo que yo armaría sería con Gianluigi Buffon. Para mí el italiano es el mejor portero de todos los tiempos. Como defensa a Elías Figueroa. Pese a que no lo vi jugar, don Elías es el ejemplo a seguir para todos los grandes zagueros del mundo. De los que ví, elegiría al argentino Daniel Passarella, un monumento de futbolista. En el mediocampo el mejor, sin dudas es Pelé, pero me defino como maradoniano. Maradona es el mejor futbolista que vi en mi vida. Y el segundo es Zinedine Zidane. Como delantero no tengo dudas. Ronaldo Luiz Nazario da Lima es un atacante, para mí paladar, insuperable.

Sigamos jugando. En la historia de Chile. Al arco yo elegiría a Claudio Bravo. Dos Copa América, éxito internacional, para mí no tiene parangón. Defensor Elías Figueroa, el más grande de todos. Como volante Arturo Vidal. Diez años en Europa, bicampeón de América, siete títulos consecutivos en el Viejo Continente. Arriba la pelea es muy difícil. Demasiados buenos postulantes. Carlos Caszely, Alexis Sánchez, Iván Zamorano. Todos presentan credenciales. Pero hay que elegir uno solo. Mi voto es para José Marcelo Salas.

Veamos en los grandes del fútbol chileno. En Colo Colo puede estar Roberto Rojas o Daniel Morón, campeón de América en la puerta. Difícil elección. En defensa yo elegiría a Leonel Herrera, aunque Fernando Astengo, Lizardo Garrido y Mario Galindo marcaron época. En el mediocampo Chamaco Valdés registra números insuperables. Como delantero el goleador histórico de los albos, Carlos Caszely.

En la Universidad de Chile, Sergio Vargas al arco, un arquero que ganaba partidos, clásicos y campeonatos. Como defensa el Fifo Eyzaguirre o Alberto Quintano, asumiendo que cumplían roles diferentes, uno como lateral y otro como zaguero. En la mitad de la cancha el nombre de Rubén Marcos marcó época, siendo un futbolista de toda la cancha. Marcelo Díaz fue el arquitecto de la U de Sampaoli. Arriba la lucha es dura, con Leonel Sánchez y Marcelo Salas como estandartes.

En la Universidad Católica el arco tiene dueño, Sergio Livingstone. Como defensa elegiría a Gary Medel, uno que representa como pocos los colores de la franja. La mitad de la cancha es díficil. Mario Lepe, Ignacio Prieto, Alberto Fouillioux, Néstor Gorosito. Difícil elegir a uno. Como atacantes, elegiría a Alberto Acosta, aunque José Manuel Moreno es uno de los mejores futbolistas argentinos de todos los tiempos.

Te puede interesar: La U encendió el campeonato: ¿No eran aburridos los torneos largos?

Mi equipo es Curicó Unido. Juguemos. Luis Vásquez al arco. El Chuleta jugó en Tercera, Segunda y Primera División. Mención para Jorge Deschamps, clave en la permanencia en la división de honor. Como defensa elegiría al paraguayo Rodrigo Riquelme. En el mediocampo Raúl Toro, un volante de exquisita técnica que llenó de magia las canchas de la B en los ’80. Martín Cortés suma bonos al ser el cerebro del club en sus mejores campañas históricas. En ataque no hay duda. Luis Martínez, el más grande de todos. Mención honrosa para Diego Churín y el sempiterno César Díaz, pero competir con Martínez es injusto. Simplemente el más grande de todos.

Juguemos. Elige tu equipo. En el mundo. En Chile. En tu club. Bienvenida la comparación y el debate.

Tags:

Deja tu comentario