Un equipo de fútbol aficionado en Irlanda se convirtió en noticia por mentira: los dirigentes decidieron fingir la muerte de uno de sus ex jugadores, con el fin de lograr la suspensión de un partido.

Se trata de Ballybrack FC, de la tercera división del sur de Dublín, que informó que no tenía las fuerzas para jugador su partido de la liga contra el Arklow debido a la supuesta muerte del futbolista español Fernando Lafuente.

Las autoridades del club incluso informaron que él había fallecido producto de un accidente en motocicleta, sin embargo, horas después el propio jugador informó “estoy vivo y coleando” a través de sus redes sociales, por lo que tuvieron que pedir disculpas.

Te puede interesar: Fuera de este mundo: El pase de Pavard que tiene a todos locos en Internet

“Este error grave e inaceptable fue cometido por una persona que ha estado experimentando graves dificultades personas sin que ningún otro miembro del club lo supiera”, afirmó el Ballybrack al pedir disculpas en su página de Facebook.

Luego de esto se supo que el secretario del club dejó el cargo, mientras que todavía no precisan desde el equipo si esto realmente fue un malentendido o una simple estrategia para cancelar el partido.

El ex jugador, que actualmente trabaja en una empresa irlandesa de informática, aseguró que aceptó las disculpas del equipo tras utilizar su muerte como una excusa.

Tags:

Deja tu comentario