VIDEO RELACIONADO - Medel podría jugar en el debut de Chile en las Clasificatorias (01:13)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVnlpNSQll","duration":"00:01:13","type":"video","download":""}}

Gareth Southgate, entrenador de la selección inglesa de fútbol, el lunes pasado tomó la decisión de marginar del plantel a dos jóvenes promesas británicas, Phil Foden, del Mancheter City y Mason Greenwood, del Manchester United, justo en la previa del partido contra Dinamarca por la Liga de Naciones.

La razón de la medida disciplinaria fue debido a que ambos jugadores rompieron el protocolo sanitario de la concentración del equipo, al llevar a dos jóvenes a las habitaciones del hotel. Hecho que quedó al descubierto tras publicaciones de medios islandeses.

Fue en Islandia, precisamente, donde los jugadores cometieron la indisciplina que generó un escándalo en Inglaterra, algo que en redes sociales dejó diversos comentarios, algunos de ellos pidiendo la marginación definitiva de los novatos futbolistas.

En el caso de Foden, su reacción fue casi inmediata, tras dejar una carta en Twitter ofreciendo disculpas y reconociendo su error. Su mensaje fue replicado por la Asociación Inglesa de Fútbol, en un gesto que le dio algo de alivio al jugador viendo que fue acogida por la organización.

Lee también: Seleccionados ingleses marginados tras romper medidas sanitarias: Fueron descubiertos con dos mujeres

Sin embargo, cuando el asunto parecía apaciguarse, una de las mujeres involucradas decidió hablar y entregar algunos detalles íntimos, reabriendo este tema que, seguramente, Foden y Greenwood quieren dejar atrás lo antes posible.

Fue la modelo y maquilladora Lara Clausen, de 19 años, quien conversó con la prensa local, en una exclusiva con el MailOnline. Acá entregó pormenores de su encuentro con el promisorio volante del City, de sólo 20 años, desde que se juntaron en el hotel hasta fueron descubiertos por el personal de seguridad de la selección inglesa, la madrugada de ese día.

Clausen admitió que tuvo relaciones sexuales con Foden, justo después de su debut con los Tres Leones, asegurando que no sabía que el jugador tenía novia y un hijo pequeño.

La joven ese día estuvo acompañada por su prima, de nombre Nadia, quien fue contactada por el mediocampista del City y le preguntó si tenía una amiga, ya que estaría también el delantero del United, Greenwood.

Fue de esta manera que las mujeres llegaron al hotel y reservaron unas habitaciones en el tercer piso, mientras que los seleccionados ingleses se hospedaban en el séptimo.

Lee también: ¿Felices los 3? Todo lo que necesitas saber para entender la polémica entre Neymar, Maluma y su ex

“Dejé mis cosas en la habitación y fui a la de Nadia. Los chicos no estaban allí al principio. Luego vinieron cuando yo estaba en el baño. Hablamos durante media hora en la pieza de Nadia. Les dijimos que no sabíamos nada de fútbol, ni sobre quienes eran ellos. Mason mintió sobre su edad, dijo que tenía 20 años, pero sólo tiene 18. Ninguno de nosotros bebió alcohol, sólo comimos unos dulces. Y luego Phil pidió ir a mi habitación, solos nosotros dos.”

Una vez que Clausen y Foden ingresaron al otro dormitorio, el jugador encendió el televisor y conversaron un rato. “Me dijo que estaba en el Libro Guinness de los Récords por ser el futbolista más joven en conseguir un trofeo. Pero era como un chico común. No sentí que fuera alguien famoso. Bromeamos mucho. No me habló de su vida personal. Luego, simplemente me besó. Él era un buen besador”, relató la modelo al medio inglés.

Durante esa misma madrugada, los cuatro jóvenes se reunieron para despedirse, episodio en el que Lara Clausen destacó lo cariñoso que fueron con ella: “Phil me dijo que era sexy, hermosa y que tenía un buen trasero. Realmente creo que se lo pasó bien conmigo. Habló amablemente de mí, diciéndome lo hermosa que era. Foden todavía estaba bien despierto, pero Greenwood dijo que estaba cansado y le dijo a Phil que se despidiera. Se fue muy feliz de mi habitación.”

Ya cerca del amanecer, las primas despertaron con un golpe en la puerta; se trataba de los agentes de seguridad de la delegación inglesa. “Nadia abrió y el equipo de seguridad estaba allí. Irrumpieron gritando: ‘¿Dónde están los chicos? Les dijimos que se habían ido hace rato. Encendieron las luces, inspeccionaron el baño, los armarios. Estaban bastante enojados, pero les dijimos que no tenían derecho a ingresar así. Nos volvimos a dormir hasta las 9 de la mañana y nos despertó una llamada telefónica de un periódico islandés, para comentarnos que estaban publicando mis videos”

Con un escándalo decorado en el final por la propia delegación británica, concluyó el encuentro de los cuatro jóvenes, el que causó más repercusión luego de que Clausen subiera unos videos que delataron parte de los relatos. La indisciplina de los deportistas fue sancionada con su expulsión del equipo y fueron multados con casi 2 mil dólares por parte de la policía islandesa, luego de transgredir las reglas de aislamiento que buscan evitar más contagios de COVID-19.

Tags:

Deja tu comentario