EFE

(Agencia UNO) – La selección francesa de fútbol se coronó campeón de la UEFA Nations League al vencer este domingo en la final por 2-1 a su similar de España, definición que se jugó en Milán.

La Furia Roja logró adelantarse en el Estadio Giuseppe Meazza por intermedio de Mikel Oyarzabal, pero sufrió la remontada de Les Bleus con los tantos de Karim Benzema y Kylian Mbappé, el segundo con cierta polémica por un supuesto fuera de juego.

El combinado que dirige Luis Enrique fue mejor durante muchos minutos, presentando un 64% de posesión, pero los picotazos de dos de los mejores delanteros del mundo bastaron para evaporar sus esperanzas.

Igual que sucede en boxeo cuando se encuentran dos pesos pesados, el primer asalto fue de tanteo, 45 minutos en los que predominó el orden, la prudencia, el respeto entre dos de los tres últimos campeones del mundo, que se sabían tan talentosos como le presuponían esa calidad a su rival.

De hecho, lo más relevante de toda la primera mitad fue una posible mano de Jules Koundé dentro del área francesa que el árbitro inglés Anthony Taylor desestimó sin consultar al VAR.

Lee también: Neymar se retiraría tras el Mundial de Qatar: “No sé si tengo la capacidad mental como para seguir siendo futbolista”

España se apropiaba de la pelota, pero su único acercamiento era un tímido disparo de Pablo Sarabia. Francia ni eso, y además perdía por lesión a Varane, reemplazado por Upamecano.

Madurado el partido tras este tenso letargo, todo estalló entre los 64 y 66 minutos. Theo Hernández amenazó con un disparo al larguero, pero Mikel Oyarzabal terminó celebrando en la siguiente jugada.

El delantero de la Real Sociedad recibió un pase en profundidad de Sergio Busquets, salió airoso del cuerpeo con Upamecano y fusiló sin piedad a Hugo Lloris.

Cuando España todavía celebraba, Karim Benzema abrió su amplio catálogo de habilidades y seleccionó una de sus productos más selectos. Con tanta calma como talento, recibió en el corazón del área y dibujó una rosca espectacular al ángulo de Unai Simón, quien rozó la pelota pero no pudo evitar el gol.

Se igualaron las fuerzas, con los hispanos cada vez más incisivos con la posesión y Les Bleus acariciando la posibilidad de otro contraataque letal, hasta que llegó la polémica a San Siro.

Lee también: Medel pidió a los hinchas que alienten a la Roja: “Recuerden todo lo que ganamos juntos”

Mbappé recibió un pase en fuera de juego, pero Eric García intentó cortar la pelota lanzándose al suelo y el árbitro interpretó que era una nueva jugada. En medio de la confusión, el delantero del PSG no perdonó en el mano a mano con Unai Simón.

De nada sirvieron las amargas quejas del equipo español, que tenía un cuarto de hora más el descuento para lanzarse por el empate. Y a punto estuvo de conseguirlo, sobre todo con una volea de Oyarzabal que encontró la respuesta de Hugo Lloris, muy ágil para irse abajo.

Ya en el minuto 94, con Simón sumado a la carga español en un córner, el balón cayó en los pies de Yeremi Pino, que pateó con fuerza y volvió a topar con el portero galo.

Así, Francia redondea un palmarés inédito: Mundial, Eurocopa, Copa Confederaciones y Liga de Naciones ya están en sus vitrinas.

Tags:

Deja tu comentario