{"multiple":false,"video":[]}

Francia siempre ha aparecido en los segundos tiempos durante esta Eurocopa y el duelo por octavos de final ante Irlanda no fue la excepción para terminar imponiéndose por 2-1 en una gran jornada de Antoine Griezmann.

Cuando el partido recién se iniciaba Paul Pogba cometió una falta dentro del área sobre Shane Long que el italiano Nicola Rizzoli no dudó en cobrar y Robbie Brady puso la sorpresa y la victoria parcial para la “visita”.

Pese a manejar ampliamente la posesión del balón y generarse varias llegadas, los galos tuvieron que trabajar más de la cuenta para imponerse, sin conseguir el ansiado empate antes del descanso, pero todo cambió en el complemento.

Tras un centro de Bacary Sagna, Griezmann comenzó a ilusionar a su escuadra al conectar de cabeza y marcar la igualdad a los 58 minutos de juego.

Cuando muchos aún se encontraban celebrando el mismo atacante decretó el 2-1 final a los 61′ con un tiro rasante.

Tras el triunfo, el equipo local deberá esperar al ganador del duelo entre Inglaterra e Islandia.

Tags:

Deja tu comentario