Deportes - tokio 2020

La emoción de Mardones tras ganar el oro: “Puede costar años de sacrificio, pero finalmente va a haber recompensa”

La atleta de 43 años agradeció el apoyo de la fanaticada nacional y afirmó que uno de sus objetivos en Tokio 2020 era romper el récord del mundo. "La palabra feliz queda corta. Es un momento por el que se ha trabajado mucho", señaló la lanzadora de bala.

La emoción de Mardones tras ganar el oro: “Puede costar años de sacrificio, pero finalmente va a haber recompensa” Comité Paralímpico
  • Enlace copiado

Una gloriosa jornada vivió el deporte chileno con la consagración de Francisca Mardones, lanzadora de bala que se impuso en la categoría F54 y logró medalla de oro y récord del mundo en los Juegos Paralímpicos de Tokio.

La atleta nacional tuvo un destacado rendimiento y obtuvo una marca de 8,33 metros con su mano izquierda en su último lanzamiento, superando a la mexicana Gloria Zarza.

Tras su presentación, Mardones no ocultó su alegría por obtener su primera medalla en una cita de los anillos y aseguró que «la palabra feliz queda corta. Es un momento por el que se ha trabajado mucho, que he esperado muchos años también de arduo entrenamiento y constancia en el alto rendimiento. Que al fin haya salido una medalla es realmente un sueño cumplido”.

Lee también: La emoción de Abarza tras ganar el oro en Tokio 2020: “Con trabajo se puede lograr cualquier cosa, hasta lo imposible”

“Es importante que sepan, quienes se estén iniciando en el deporte, que a veces va a ser complicado. Puede costar años y años de sacrificio, pero finalmente va a haber recompensa de toda la perseverancia y el trabajo que pongan”, agregó la medallista en declaraciones entregadas a las redes sociales del Comité Paralímpico de Chile.

En cuanto a los momentos previos a competir, la deportista de 43 años señaló que “la verdad es que entré bien, no sé si la palabra es presionada, pero la chica de México había hecho una marca bien buena y pasarla no es fácil, así que me concentré mucho y traté de repasar bien que es lo que debía hacer”.

“Pero cuando hice el primer lanzamiento no fue bueno. Entonces vi cuáles fueron los cambios que debía hacer. Era difícil porque era primera vez que lanzaba dentro del Estadio Olímpico, entonces no tenía un punto de referencia y después de ese primer lanzamiento puede enfocar bien la mira”, añadió.

Además, recalcó que uno de sus objetivos era precisamente romper el récord mundial, el que finalmente superó en el último de los seis lanzamientos.

Lee también: Martín Vidaurre obtuvo el título mundial sub 23 de mountainbike en Italia

“Seguí tratando de mejorar y cuando ya rompí el récord mundial, que ese era mi objetivo para lo que tanto habíamos trabajado, fue increíble e incluso me puse a llorar y no aguanté la emoción”.

“Después me di cuenta de que tenía que seguir lanzando. Cuando lo volví a romper en el sexto lanzamiento era mucha la felicidad de que se haya concretado un sueño y todo el trabajo que habíamos hecho”, dijo una emocionada Mardones.


  • Enlace copiado
Lo más visto