No fue un buen debut para Gonzalo Higuaín en la MLS este domingo, luego que su equipo, el Inter Miami, cayera por 3-0 ante el Philadelphia Union.

Es que el delantero argentino jugaba su primer partido para el equipo de David Beckham, donde llegó cómo la nueva figura procedente de la Juventus.

Entró de titular y su equipo debía mostrar su superioridad, pero no fue así. El equipo del trasandino perdía por 2-0 cuando el Pipa tuvo su momento.

Lee también: Podrían sancionar a Pellegrini por criticar el arbitraje ante el Real Madrid

Penal para el Inter e Higuaín tenía la chance de anotar el primero para su nuevo club. Sin embargo, al momento de patear lo mandó a las nubes, recordando lo ocurrido en la final de la Copa América 2015.

Su fallo provocó que sus rivales celebraran en plena área, a solo escasos metros de él, algo que claramente lo molestó.

Los jugadores se encararon y se empujaron por algunos segundos, hasta el árbitro y otros compañeros lograron calmar los ánimos.

Pese a su molestia, su equipo terminó perdiendo el encuentro por 3-0, sumando así su segunda derrota consecutiva.

Tags:

Deja tu comentario