{"multiple":false,"video":[]}

Era una verdadera misión imposible, pero los dos goles que la mítica selección de Holanda consiguió en el último encuentro por clasificatorias de la UEFA, hicieron crecer en la atmósfera la ilusión de conseguir los siete tantos que necesitaba para sacar pasajes a Rusia 2018. Pero no fue así.

En la recta final La “Orange” se impuso por 2 goles contra cero ante la selección de Suecia, un resultado insuficiente, ya que de igual forma quedaron fuera de la cita mundial que se desarrollará el próximo año, tras no poder conseguir encaramarse en la zona de repechaje del grupo 1 liderado por Francia.

Los dos tantos del encuentro, que se jugó en el Ámsterdam Arena, fueron responsabilidad del jugador del Bayer Munich Arjen Robben, quien anotó el primer gol desde los doce pasos, tras una insólita mano de Lindelöf adentro del área.

El tanto que selló el partido sorprendió al arquero sueco con un remate de media distancia que se fue abriendo hasta que se enredó en el ángulo más lejano.

Tags:

Deja tu comentario