“Me siento lista para estar en marzo en la (Universidad) Católica y en un futuro poder competir por el Team Chile. Estoy decidida a ser la primera atleta trans del país. Quiero ser la mujer más rápida de Chile”.

Esa es la meta que tiene Ignacia Livingstone, según contó a La Tercera, la deportista chilena de 23 años que está tocando las puertas para poder federarse y competir en un nuevo nivel para el que se siente ya preparada y por el que entrena todo el día, desde las 08:00 horas en la pista atlética del parque Bernardo Leighton de Estación Central.

Lee también: El cómic que convierte a Alexandria Ocasio-Cortez en heroína a lo “Wonder Woman” para enfrentarse al Partido Republicano

La atleta comenzó su transición de género a las 15 años. Decidió abandonar la escuela en primero medio para matricularse en un dos por uno.

A los nueve años tuve una aventura con un niño, cosa de niños chicos, pero no me desagradó. Ahí me empecé a dar cuenta de lo que pasaba”, añadió Ignacia, quien se decantó por estudiar maquillaje y compatibilizarlo con su entrenamiento tanto en el recinto deportivo com en el cerro San Cristóbal.

Y el camino no ha sido fácil. “A los 17 empecé más en el atletismo y hace poco me comuniqué con la Católica para dar una prueba. Me dijeron que para entrenar y competir con ellos tengo que bajar de 13 segundos en los 100 metros, pero estoy confiada de que lo voy a lograr, porque soy súper rápida”.

Sobre esta solicitud, Enrique De la Fuente, entrenador de atletismo de la UC, sostuvo al mismo medio que Livingstone ella les escribió en noviembre y que “no había problema, siempre que cumpliera con ciertos estándares de nivel” y que “esa puerta no se la vamos a cerrar”.

Ya en octubre se comunicó con el Club Atlético Santiago para saber si podía ingresar y le dijeron que por parte de los profesores no habían problema, peroque “los apoderados tenían complicaciones con eso, que por ahora mejor que no”.

Te puede interesar: El escándalo que se vive en el Chelsea luego de que el arquero se negara a ser sustituído

Sin embargo esta versión constrasta con la que mantienen desde el club. Juan Enrique Castro, director del Atlético Santiago, aseguró que “jamás he sabido de ninguna solicitud en tal sentido y tampoco sé cuál es la regla de la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo)”.

En tanto que Ignacia asegura que “hablar de ventaja deportiva de una trans es pensar retrógradamente. Si tú te haces tu tratamiento hormonal y tus rangos son los mismos de una mujer de nacimiento, el envase no tiene nada que ver”.

“A veces te sientes pasada a llevar porque una hace su tratamiento sin pensar en ganarle a nadie, sino porque se siente así. Pero soy consciente de que si empiezo a tener resultados va a haber críticas”, añadió.

Finalmente, reflexionó que “la gente te va a criticar hagas lo que hagas por ser trans en un país básico como Chile, que se cree desarrollado”.

Tags:

Deja tu comentario