{"multiple":false,"video":[]}

Un particular momento se vivió en Tailandia, luego que un futbolista pateara un tiro penal que ahora da la vuelta al mundo.

El jugador pateó, pero la pelota dio en el palo, lo que produjo que el portero saliera corriendo a celebrar el triunfo.

Sin embargo, el balón se elevó y cuando volvió a caer, comenzó a avanzar hacia la portería. Finalmente, terminó traspasando la línea y el gol fue validado.

El registro se ha viralizado en redes sociales, debido a lo insólito de la situación. Sin embargo, no es la primera vez que ocurre.

 

 

Tags:

Deja tu comentario