{"multiple":false,"video":{"key":"cr0bAdMPYedCchvn30974","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Terremoto grado 10 al interior de “La Roja”. No podía ser menos, después del fatídico partido frente a Brasil y la eliminación del bicampeón de América de las clasificatorias al mundial de Rusia, la ola de dimes y diretes no se dejó esperar.

La más fuerte crítica son los rumores de indisciplina al interior del plantel, que tiene como principal blanco de los dardos a Arturo Vidal, quien incluso fue calificado como “el borracho de Chile” por el diario catalán “Sport”, tras protagonizar incidentes vinculados al consumo de alcohol, situaciones que han ensombrecido a la selección dorada.

Al respecto, el capitán histórico de Chile y goleador, Iván Zamorano, señaló que estas situaciones “incomodan y hacen ver la interna mucho más difícil de lo que se ven desde afuera”.

La teoría del ex “pichichi” es clara. Si Chile hubiese clasificado, otro gallo cantaría. “Si Chile estuviera en el mundial nadie hubiera criticado ni lo técnico, ni los periodistas, ni las suegras o las señoras de los jugadores” dijo “Bam Bam”, en relación a las acusaciones de indisciplina vertidas en los medios por la esposa del arquero y actual capitán de La Roja Claudio Bravo, comentarios que un día después fueron profundizados por la suegra del golero.

Sobre quién debería enfrentar el nuevo proceso futbolístico al que deberá someterse nuestra selección, Iván Zamorano dijo que “quizá es la oportunidad para Pellegrini, el retorno de Bielsa, pero hay que ver si él quiere volver”, dijo el ex jugador refriéndose a “el Loco”.

Tags:

Deja tu comentario