{"multiple":false,"video":[]}

Dos días después de haber cumplido 20 años, la letona Jelena Ostapenko, 47 del mundo, impuso su ley en Roland Garros tras acabar a base de raquetazos ganadores en la final a la rumana Simona Halep, a quien acabó derrotando por 4-6, 6-4 y 6-3 en casi dos horas de tenis.

Con este triunfo, Ostapenko consigue su primer título como profesional siguiendo lo hecho por Gustavo Kuerten en 1997. Coincidencia o no, un 8 de junio, el mismo día que nació Ostapenko.

Y lo logró en base a derechazos potentes y bien ubicados con uan velocidad media superior a la de Andy Murray, algo que convirtió sus partidos en grandes emociones. Y hoy no fue la excepción en u duelo que desde la primera bola fue de tú a tú.

A tal punto que remontó la desventaja de un set en contra, algo que ya había hecho en cuatro de los siete partidos que disputó.

Pero más meritorio aún fue haberse repuesto de tres bolas para quedar 0-4 en la segunda manga y 1-4 en la tercera. Oportunidad desaprovechada por Halep y muy bien usada por Jelena Ostapenko.

Así, la letona se convirtió en la ganadora más joven de Roland Garros desde la croata Iva Majoli en 1997 y la vencedora más joven de un grande desde que Sharapova venció en el Abierto de Estados Unidos en 2006.

Además, rompió todos los pronósticos y se convirtió en la primera tenista en alcanzar una final y el título sin ser cabeza de serie desde 1983.

Sin duda que la tierra batida de París ha alumbrado una estrella, un torbellino de tenis que, si sabe canalizar su furia, puede reinar en los próximos años. Por lo pronto, su siguiente desafío es Wimbledon, donde fue campeona el 2014 como Junior.

Tags:

Deja tu comentario