{"multiple":false,"video":[]}

Un particular momento se vivió hace algunos días en un torneo provincial de fútbol argentino, donde un jugador alcanzó a estar diez segundos en chancha y fue expulsado.

El hecho ocurrió en el encuentro entre el club llamado Madariaga de Paso de los Libres y Tiro Federal de Mercedes. El protagonista de este hecho fue Martín Alegre, quien ingresaba al campo de juego como una sustitución.

Lo particular es que ni siquiera fue por roja directa, si no que por doble amarilla. La primera fue por ingresar sin el permiso del árbitro, mientras la segunda fue por los insultos del propio jugador.

En el estadio nadie podía cree lo que estaba pasando. El propio futbolista casi pierde la calma, pero fue sujetado por sus compañeros.

Tags:

Deja tu comentario