{"multiple":false,"video":[]}

Bélgica venció por 1-0 a Inglaterra y clasificó con canasta limpia a octavos de final del Mundial de Rusia 2018.

Sin embargo, hubo un jugador que no tenía muchos motivos para festejar, pues hizo el completo ridículo frente a todas las cámaras.

Se trata de Michy Batshuayi, quien realizó un tremendo blooper tras el golazo de Adnan Januzaj con el que sacó carcajadas en todo el mundo.

El delantero quiso tirar la pelota lejos con mucha potencia, pero no se dio cuenta que estaba al lado del arco, por lo que le pegó al palo y luego recibió un feroz pelotazo en la cara.

El hecho ha sido ampliamente compartido en redes sociales, convirtiéndose en viral.

Código Javascript

 

 

Tags:

Deja tu comentario