EFE

El dj francés Martin Solveig participó animando la ceremonia de premiación del Balón de Oro 2018.

Fue su desafortunada intervención la que causó polémica tras haberle preguntado a la noruega Ada Hegerberg, la primera mujer en la historia en recibir este galardón, si es que sabía bailar “twerking”, también conocido como “perreo”.

Lee también: “¿Por qué te pones esa ropa de hombre?”: Los descargos de figura de la Roja Femenina por su apariencia

La jugadora noruega de Lyon le respondió con un contundente “no”, moviendo la cabeza en otra dirección justo antes de que le entregaran el primer Balón de Oro femenino en la historia de este deporte.

El “sexismo” y la “falta de respeto” a la futbolista noruega fueron las palabras que más se repitieron entre los comentarios que surgieron entre los cibernautas.

Tras finalizar la gala el músico francés se disculpó con un video compartido en Twitter:

Posterior a la ceremonia Hegerberg declaró que él fue a verla y le pidió perdón. “Yo no vi la situación como los demás, bailamos un poco, tengo el Balón de Oro y eso es lo más importante para mí”, confesó la galardonada deportista.

Poco antes de iniciar la gala, la noruega de 23 años, había confesado al medio The Guardian que le parecía “realmente frustrante” que este deporte y muchos otros siguieran siendo “un mundo de hombres”.

Lee también: Virginia Reginato le dijo “la Rojita” a la Roja femenina y respondieron: “Basta de infantilizar al equipo adulto”
A pesar del mal rato, la delantera que ganó la Champions League femenina con el Olympique de Lyon, marcando uno de los cuatro goles del cuatro al Wolfsburgo en la final, está feliz de ser quien marque un hito en la historia de este deporte.

Tags:

Deja tu comentario