Las Guerreras, como se les conoce a las voleibolistas de la rama de este deporte de Boca Juniors, ganaron su cuarto título consecutivo de la disciplina y su premio fue uno que, a lo menos, puede ser calificado de curioso y polémico.

Y es que tras lograr su nuevo triunfo en el torneo Metropolitano, la dirigencia de Boca Juniors, comandada por Daniel Angelici, decidió premiar el esfuerzo del plantela argentino.

¿Cómo lo hicieron? Debieron hacerles el clásico pasillo de honor a los futbolistas del equipo de la primera división de Boca y a su nuevo DT Gustavo Alfaro a su entrada en la Bombonera.

Acto que desató una ola de críticas. Por una parte porque en ningún equipo el premio por obtene run logro deportivo ha sido realizar este homenaje a otra división del club y porque, más encima, es prácticamente el mismo plantel que hace un par de meses cayeron derrotados ante River Plate en la final de la Copa Libertadores que se disputó en el estadio Santiago Bernabéu.

Lee también: Santiago Morning es el primer club en entregar contratos profesionales a futbolistas chilenas

Pero eso no fue todo ya que, al parecer, el premio real era poder sacarse una foto oficial con Carlos Tevez, Darío Benedetto, Cristian Pavón y compañía.

Tags:

Deja tu comentario