El partido del martes entre el Liverpool y el Barcelona fue una de las semifinales de la Champions League más épicas del último tiempo. El 4-0 que le propinó el conjunto inglés a los catalanes y que les permitió avanzar a la final será recordado por mucho tiempo.

Los dirigidos por Jurgen Klopp tenían la titánica misión de dar vuelta el 3-0 de la ida, lo que hicieron con los dobletes de Divock Origi y Georgino Wijnaldum.

Por supuesto, fue la cuarta anotación, conseguida por el ariete belga a los 79′ el que selló la clasificación e hizo estallar todo Anfield, luego de que Trent Alexander-Arnold jugara rápido el tiro de esquina.

Sin embargo, esa jugada no fue merito completo del lateral, de hecho, hay un héroe desconocido que fue el real arquitecto detrás del gol, se trata de Oakley Cannonier, un pasapelotas de 14 años.

Como se ve en un video, apenas el balón salió del campo de juego, el adolescente le pasó rápidamente al de Liverpool otra pelota para que pudiera realizar el corner.

Pero esto no sería al azar ni un chispazo del chico. Según The Telegraph, el DT alemán de los Reds estudió cada detalle del conjunto de Lio Messi y compañía, por lo que habíaidentificado que los catalanes solían acercarse al árbitro antes de cada balón parado.

Lee también: Tragedia en los “Super Campeones”: Andy Johnson recibió pelotazo al corazón y murió durante partido

Situación que se repitió en la semi final y que fue aprovechada por los locales. Carl Lancaster, uno de los encargados de la coordinación de los pasapelotas, le habría dado instrucciones visadas por Klopp para que jugaran el tiro de esquina lo más rápido posible.

Dicho y hecho. Gol del Liverpool e histórica clasificación a la final del 1 de junio con Tottenham, los que también dieron vuelta un intenso partido ante el Ajax.

Tags:

Deja tu comentario