{"multiple":false,"video":[]}

El Wigan, de la tercera categoría del fútbol inglés, protagonizó la gran sorpresa de los octavos de final de la Copa de Inglaterra, al apear de la competición al todopoderoso Manchester City de Pep Guardiola (1-0).

Una diana del delantero norirlandés Will Grigg a once minutos para la conclusión del cotejo, permitió al Wigan vivir otro cuento de hadas, con un desenlace más inesperado este lunes dada la diferencia existente ahora entre el líder de la Premier League y el modesto conjunto de la Tercera División inglesa.

Un certero remate cruzado Grigg batió al portero chileno Claudio Bravo para dar el triunfo y la clasificación a un Wigan que, pese a tener que refugiarse sobre la línea de gol en los minutos siguientes, logró resistir el acoso final del Manchester City.

Tags:

Deja tu comentario