4 años y 5 meses tuvieron que pasar para que Mathias Vidangossy volviera a anotar en la Primera División del Campeonato Nacional.

El volante tuvo su estreno goleador defendiendo a Deportes Melipilla en el empate 1-1 ante Ñublense, por la segunda fecha del torneo. Su última anotación en Primera fue en la temporada 2016 defendiendo a Palestino.

El ex seleccionado Sub 20 de la Roja abrió el marcador a los 17′ en el Estadio Municipal de La Pintana, un grito de gol que resonó con fuerza en el recinto vacío. Pese al gol, Ñublense empató el encuentro a los 74′ con gol de Mathias Pinto.

El mediocampista de 33 años mantiene sus características trenzas, look con el que se hizo conocido en 2007, cuando formó parte de la generación dorada que llegó al tercer lugar del sub 20 en Canadá. Momento en que su nombre tenía la misma proyección que Alexis Sánchez.

Lee también: Colo Colo venció a Cobresal y logró su primera victoria en el Campeonato Nacional

El gol del santiaguino viene a ratificar su regreso como refuerzo titular, tras su paso por Colchagua, Deportes Valdivia, Palestino, Jaguares de Chiapas, Unión Española, Colo Colo, La Serena y San Luis, entre otros: Ha militado en 16 equipos, sumando sus incursiones nacionales como internacionales. 

Buen momento que el propio Mathías Leonardo Vidangossy Rebolledo comentó en entrevista con La Tercera donde aseguró que se encuentra una versión de sí mismo “mucho más empoderada, más sabia, más enfocada, con un control mental mucho mayor que antes“.

El volante de pie goleador también comentó la depresión que lo acosó por años y que aseguró le cerró varias puertas: “El haber contado esto unos años atrás, antes de que se diera esta oportunidad de volver a Primera, me cerró muchas puertas. En muchos lugares no me querían contratar porque tenía un historial en el que dije que tenía problemas con la depresión, que era inestable”.

Ningún club iba a querer contratar a alguien que no te da una seguridad, que es inestable, que es irregular. El hecho de haberlo comentado años atrás me cerró muchas puertas hasta que uno se abrió, que era lo que quería”, declaró.

Lee también: La U igualó con Huachipato en su debut por el Campeonato Nacional 2021

El deportistas sinceró también que “cuando estuve en Unión sentí miedo de jugar a la pelota. Me escondía y el Coto (Sierra) me volvía a poner para darme confianza. Y era peor. No sé si alguna vez le dije que no me pusiera más porque las cosas no me estaban saliendo, estaba teniendo miedo. Al final están mis compañeros al lado y uno quiere que les vaya bien”.

Pese a esto, aseguró que el DT siempre le quiso transmitir confianza: “Él me decía ‘Mathi, da lo mismo lo que dice la gente. Tú anda, pídela otra vez, pídela otra vez’. Yo intentaba hacerlo y las piernas no me respondían. No era fácil, era todo sicológico“.

Sin embargo, no siempre contó con ese respaldo en cada club por el que pasó cuando lidiaba con la depresión, ya que no se le da la importancia que merece a la salud mental. “A veces los entrenadores cuando un jugador no rinde, vienen, lo sacan y ponen otro. Hay entrenadores que si ven que ese jugador no rinde, se dan el tiempo y el espacio de averiguar por qué no está rindiendo para ayudarlo. (…) Pero los entrenadores lo ven como que este no rinde, pongo a otro. Y si este otro no rinde, pongo a este otro”.

Es por esto que concluyó que “si el jugador no está rindiendo, el entrenador debe darse el tiempo de ver por qué no está rindiendo y qué puede hacer para que dé lo que él quiere. Eso será un beneficio para todos”.

Tags:

Deja tu comentario