{"multiple":false,"video":[]}

Manuel Neuer es conocido en el mundo del fútbol por su hábil juego con los pies. Sin embargo, en el momento más tenso del partido frente a Corea del Suralgo salió mal. 

Ya en el minuto 95, a segundos del pitazo final, el arquero tuvo en sus pies la que sería la última jugada del partido.

Alemania estaba quedando eliminada con el 1-0, así que tenía todas sus cartas en ataque.

Un saque de banda fue recibido por el golero del Bayern en tres cuartos de cancha. Controla la pelota y, ante la presión, intentó un enganche que terminó saliendo de la peor manera. 

Rechazo del fondo de los asiáticos y Heung-Min Son persiguió la pelota a toda velocidad para rematar frente a la portería desprotegida.

Increíble lápida para el campeón del mundo. Lo que pudo ser un centro con peligro terminó aumentando la ventaja para los surcoreanos.

Revive aquí el momento:

 

Tags:

Deja tu comentario