VIDEO RELACIONADO - NBA y deportistas realizan boicot por racismo (01:42)
{"multiple":false,"video":{"key":"czoSobHVci1","duration":"00:01:42","type":"video","download":""}}

El 17 de agosto, cuando se disputaba uno de los primeros encuentros de los playoffs de la NBA entre el Utah Jazz y los Denver Nuggets, se trasformó en un día que será difícil de olvidar para John Focke.

El ahora ex narrador radial de los Charlotte Hornets, equipo cuyo dueño mayoritario es Michael Jordan, escribió en su Twitter la siguiente frase en inglés:

  • Shot making in this Jazz-[Nuggets] game is awesome! Murray and Mitchell going back and forth what a game!”
  • “¡Los tiros en este juego del Jazz-[Nuggets] son increíbles! Murray y Mitchell yendo y viniendo ¡Qué juego!”

Pero en lugar de tipear “Nuggets”, la palabra que colocó fue “Niggers”, que se refiere a “Negros” en inglés, y en una forma despectiva de llamar a los afroamericanos.

Acto seguido, teniendo en cuenta todas las disputas raciales en Estados Unidos, las alertas a su teléfono no paraban de llegar, con cientos de críticas por lo que se podía leer en su posteo.

Lee también: Michael Jordan negoció con jugadores y propietarios de la NBA para el regreso de los playoffs este sábado

Focke de inmediato decidió borrar el tuit y llamó a su jefe para dar explicaciones. Asimismo, redactó rápidamente un nuevo mensaje para exponer lo que él asegura sucedió: un presunto error de tipeo o autocorrección en su iPhone.

La organización de los Hornets inicialmente lo suspendió y abrió una investigación. No obstante, ya transcurridas dos semanas, decidieron desvincularlo definitivamente.

“Los Charlotte Hornets anunciaron hoy que John Focke no regresará como locutor de radio del equipo debido a una violación de la política de redes sociales de la organización. Dado que se trata de un asunto de su personal, la organización no comentará más. Los Hornets agradecen a John por todos sus esfuerzos durante la temporada 2019-20 de la NBA”.

Con ese escueto comunicado se cerró el despido de Focke, quien asegura no tuvo intención de cometer un acto racista, aunque reconoció su error al no leer el tuit antes de publicarlo.

¿Fue realmente la autocorrección?

Pese a sus argumentos, en redes sociales no mucha gente aceptó su explicación. Incluso Mark Jones, un periodista de ESPN, hizo un ejercicio para demostrar que sí hubo un acto racial, al menos en el ámbito privado por parte de Focke.

Jones escribió: “Es curioso cómo mi teléfono nunca escribe la palabra ‘N’ (niggers) cuando escribo Nuggets… de hecho, cuando llego a Nug… se autocorrige en Nuggets. A menos que alguno de sus cercanos haya tomado su teléfono y escrito esa palabra tantas veces que se autocorrige sola ahora”.

En su observación el analista prosiguió: “La palabra ‘N’ (niggers) no es parte de su vocabulario, dijo. Y esto no tiene nada que ver con la autocorrección o el texto predictivo, porque nunca antes había escrito esa palabra, hasta ahora se supone”, concluyó.

De esta manera, John Focke fue despedido luego de haber cumplido sólo un año en las labores de narración de los Charlotte Hornets, equipo cuyo dueño, Michael Jordan, precisamente, es el único de raza negra de todas las organizaciones de la NBA.

Tags:

Deja tu comentario