{"multiple":false,"video":[]}

La desgarradora historia del hincha mexicano Gilberto Martínez está haciendo llorar a todos los que la conocen debido a la enorme tragedia que vivió semanas antes del Mundial.

En entrevista con el diario Clarín, el azteca contó que semanas antes de viajar a Rusia, teniendo todo listo, su esposa Verónica con sus dos pequeños hijos, Mía de 6 años y Diego de 8, murieron en un terrible accidente de tránsito cuando fueron chocados por un joven a toda velocidad.

Gilberto quedó devastado y decidió cancelar el viaje a Rusia. Sin embargo, días antes, recibió un mensaje del arquero Guillermo Ochoa, quien le dijo ‘Tu hijo va a ser un ángel que me ayude a volar”.

Se armó de valor, se rehízo y decidió viajar en honor a su esposa y sus hijos, especialmente por Diego, el más ilusionado por ver a México en el Mundial. En el Día del Padre, y con las credenciales de Fan ID de su esposa e hijos fallecidos colgados, vio cómo México le ganaba a Alemania.

Sigue en Rusia, con la camiseta de México que dice “Vero, Mia, Diego, siempre conmigo”.

Deja tu comentario