{"multiple":false,"video":{"key":"crOwHgom5vpcchvn34269","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Un escándalo de proporciones sucedió este fin de semana en Grecia, cuando en el Clásico entre el PAOK y el AEK, el presidente del elenco local entró a la cancha con pistola en su cinto, con la intención de amenazar al árbitro que le anuló un gol en el último minuto a su equipo.

Ivan Savvidis no aguantó la decisión del juez Georgios Kominis y se metió al campo de juego junto a sus guardaespaldas para increparlo duramente y hacer que todos sus jugadores y su DT se fuesen del estadio por la decisión.

La gravedad de este escándalo que está dando la vuelta al mundo hizo que el Gobierno de Grecia tomara cartas en el asunto y adoptara una drástica decisión que afectó a todo el fútbol de ese país.

Esto, porque ordenó al Ministro del Deporte que suspendiera la Superliga griega debido a estos incidentes y ordenó a la policía detener a Savvidis.

Tags:

Deja tu comentario