{"multiple":false,"video":[]}

Luis María Bonini falleció este jueves en la Clínica Santa María, a causa de un avanzado cáncer a la piel, dejando sinceras muestras de afecto en el mundo del fútbol.

El ex ayudante de Marcelo Bielsa dejó varias historias en Chile. Una de ellas fue su romance con una chilena en 2013, cuando era parte del staff del Athletic Club de Bilbao junto a Bielsa.

Se trata de Fernando Bravo, una profesora de párvulos y educación diferencial de 40 años, a quien conquistó de una particular manera.

“Cuando ella me preguntó ‘vos qué haces’, yo le dije ‘soy profe, soy profe de educación física, o sea, colega’. Y como a ella no le atraía el fútbol, no tenía la más mínima idea de quién era yo, quién era Bielsa, qué era la Selección Chilena de fútbol, nada de nada. Así seguimos como un mes más”, relató hace unos años el rosarino, según el diario Las Últimas Noticias.

Bonini, que venía de una separación y una mala campaña futbolística en España, decidió volver a Chile para probar suerte con este nuevo amor.

“En 2013 necesitaba parar porque tenía todos los marcadores en rojo, me iba al descenso. Estaba con un estrés altísimo. Como estaba Fernanda en el medio, regresé a hacer charlas para empresas, ¿y el amor? Y bueno, el amor fue después”, contó el argentino en esa época, cuando dejó todo para formalizar su relación con Fernanda.

“Un día le di a Fernanda tres entradas para el estadio y tiene dos hermanos futboleros. Cuando le preguntaron, ¿quién te las dio?, respondió ‘Nen… un chico con el que estoy saliendo’, pero no mencionó Bonini ni nada. ¡Y cuando yo entro al calentamiento, les dice a los dos hermanos ‘mira, ese es Bonini, sí, Bonini, él que sale conmigo!’, fue muy cómico”, recordó en su momento.

De este modo, Bonini consolidó su relación con Fernanda, con quien se mantuvo hasta el último día de su vida.

“Estaba feliz de tener una pareja, Fernanda era el amor de su vida y todo pasó a segundo plano. Antes era bonachón y coqueto, ahora andaba cortito. La Fernanda cambió por él, también ella, separada, involucró todos los sentimientos en esta relación y sus hijos lo adoraban, si era un tipo excepcional. No le va a costar nada tener amigos allá arriba”, contó el comentarista Michael Müller a LUN.

Tags:

Deja tu comentario