Corriendo por su integridad y su vida. Eso fue lo que vivió un árbitro en Perú mientras dirigía un partido de fútbol de la Copa Perú.

En el encuentro se veían las caras San Cristóbal vs Defensor Patimba, pero el árbitro Vidal Palomino expulsó a un jugador local, quien se descontroló y las emprendió contra el colegiado.

Según informó el periodista Edward Alva en su cuenta de Twitter, Carlos Sosa, el agresor, no aguantó la frustración y se fue con todo en contra del referi.

“Inició los reclamos que concluyeron en la persecución contra el juez, quien trepó el alambrado para evitar agresión”, fue parte del relato.

Lee también: Johnny Herrera y su difícil situación en la U: “Tendré que esperar a que se vaya Arias para jugar o irme a otro club”

En las imágenes se aprecia cómo el mandamás escaló como un gato la valla perimetral mientras tres iracundos futbolistas lo perseguían.

Finalmente el partido terminó 3-1 a favor del conjunto universitario y con el equipo local arriesgando, incluso, la desafiliación.

Tags:

Deja tu comentario