Una particular historia fue la que trajo el último capítulo de The Last Dance, el documental sobre Michael Jordan y los Chicago Bulls que ha causado furor en todo el mundo.

Se llevaban a cabo las finales de 1998, entre el equipo de MJ y los Utah Jazz. La serie estaba a favor de los Bulls 2-1, donde en el último encuentro habían ganado por una diferencia de 42 puntos, algo difícil de ver en la NBA.

Al otro día de ese encuentro, Dennis Rodman, destacado integrante del hoy icónico plantel, no llegó al entrenamiento, algo que llamó la atención de la prensa. Al consultarle al entrenador Phil Jackson, este declaró no saber donde estaba su defensor estrella.

Lee también: “The Last Dance”: Lo que tienes que saber de la serie documental sobre Michael Jordan que todos aman

Conocida era su personalidad, por lo que no era extraño que se haya ido de fiesta y no llegara. Finalmente, se supo que el jugador había viajado para participar de una pelea de la WCW, junto a la reconocida superestrella de la lucha libre, Hulk Hogan.

“No estaba tratando de hacer nada en especial. Simplemente trataba de ser Dennis Rodman, ya sabes, jugar al baloncesto, irme de fiesta, estar con chicas…“, comentó el basquetbolista en el documental.

Incluso, en las imágenes se ve cómo Rodman participaba de unas de las peleas, golpeando con una silla por la espalda a uno de los actores.

Lee también: En el piso y abrazado a una pelota: El estremecedor audio del llanto de Michael Jordan que “The Last Dance” no reveló

Tras esto, volvió a las prácticas con sus compañeros, quienes lo habrían golpeado con mazos de goma en el camarín, debido a que “puso en vergüenza a todo el equipo”. También recibió una multa económica de parte del club.

Lo sorpresa vino al juego siguiente, donde Rodzilla jugó un partidazo con un gran promedio de rebotes, incluso marcando puntos decisivos. El juego fue para Chicago y la serie quedó 3-1.

Ese año el emblemático equipo de los Bulls, con Jordan a la cabeza, obtuvo su sexto trofeo de la NBA.

Tags:

Deja tu comentario