{"multiple":false,"video":{"key":"csmF6jJ9rhc6chvn37559","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Universidad de Chile sigue en su caída libre hacia el abismo y sumó una nueva derrota al caer como local por 2-1 ante Audax Italiano, equipo que estaba en los últimos lugares de la tabla de posiciones.

El elenco de Frank Kudelka no levanta cabeza y volvió a demostrar el polvorín que se ha convertido el camarín de los azules, donde se mostró una nula comunicación entre los jugadores de la U en cancha y además una hiperventilación de algunos, como David Pizarro.

El partido de inmediato empezó cuesta arriba para la U, pues al minuto de juego, Ariel Martínez abrió la cuenta para los de La Florida con un hermoso tiro colocado al palo más lejano de Johnny Herrera, enmudeciendo el Nacional.

Eso fue un duro golpe del cual jamás se pudo recuperar una U que se mostró demasiado confundida en cancha y con futbolistas como Isaac Díaz, que siguen con la pólvora mojada y perdiéndose ocasiones de gol.

La segunda cifra, un misilazo de Matías Campos Toro a los 42, no fue más que la estocada final para un equipo inconexo. Tras un primer tiempo muy bajo, los jugadores de la U se retiraron con la cabeza gacha y totalmente mudos, sin hablarse entre ellos.

En el segundo tiempo, el desorden azul siguió igual, por eso no extrañó que a las ocasiones de gol fuesen pocas. Lo errático de todas las líneas de la U, con una apagado Yeferson Soteldo, dejaron con suma preocupación a toda la fanaticada azul.

La expulsión de Sergio Santos por doble amarilla y el descuento de Rafael Vaz a los 93 minutos, fueron sólo sumas al libro de estadísticas de un partido que tuvo un perdedor casi saliendo a la cancha.

Con esta caída, Universidad de Chile sumó su séptima derrota en el campeonato y quedó estacionada con 29 puntos, a 10 de los líderes Universidad Católica y la U de Conce. En la próxima fecha, visitan a Unión Española en Santa Laura.

Tags:

Deja tu comentario