{"multiple":false,"video":[]}

Uruguay, con tanta eficacia como convencimiento, desnudó los problemas de la selección rusa y logró una cómoda victoria que le envía a Sochi, donde jugará los octavos de final como líder del grupo A.

Todo cambió en el partido decisivo. Si en los dos primeros encuentros Rusia se había envuelto en goles para provocar la euforia de la afición y Uruguay había despertado dudas por sus problemas para anotar, en el momento de la verdad La Celeste hizo una exhibición de jerarquía, dominó todas las facetas del juego y sentenció la victoria en la primera parte, ante un rival que acude a los octavos preocupado por su escasa solvencia.

Una buena noticia para los de Tabárez, lanzados a por récords (tercera clasificación consecutiva a la segunda ronda, tres victorias en la primera fase e imbatidos), porque el técnico introdujo además cuatro cambios respecto al anterior partido y estos respondieron a la perfección.

 

Tags:

Deja tu comentario