{"multiple":false,"video":{"key":"bMoGUi","duration":"00:13:13","type":"video","download":""}}

Viajamos hasta Viña del Mar y Reñaca para conocer a Lorena y Macarena, dos chicas muy tatuadas y con modificaciones corporales.

Al iniciar el viaje, sí, teníamos nuestros prejuicios 🤭: imaginábamos que ambas podían ser un poco pesadas o duras, pero en realidad eran todo lo contrario.

Lorenatatuadora y abogada penalista, desde pequeña tenía el sueño de dividir su lengua en dos, tipo reptil.

Por su parte, Macarenaaudiovisual y amante de los tatuajes, se atrevió a modificar la esclerótica de sus ojos con azul turquesa.

Lee también: Emergentes, capítulo 11 | Mujeres sobre ruedas: El skate también es cosa de señoritas

A lo largo de este capítulo nos dimos cuenta cómo juegan los prejuicios en nuestras cabezas. Muchas veces, hacemos conexiones que nada tienen que ver entre sí. Eduardo, mejor conocido como “Calaka”, nos señala esto mismo: por su apariencia, le han dicho que creían que era una persona violenta o muy seria, pero que tras conocerlo se daban cuenta que es verdaderamente lo contrario.

Es importante saber que, al momento de someterse a una modificación, no hay vuelta atrás, por lo que se debe tener cierto grado de madurez o autoconocimiento.

Esto nos dice Patricio, quien es modificador desde hace más de 10 años.

En este primer capítulo de la segunda temporada de #EmerGentes2 mostramos cómo tres jóvenes rompen con la belleza tradicional y siguen su propio ideal de lo hermoso sin importar el qué dirán.

Lee también: Con invitación de Rafa Cavada a romper paradigmas, CHV Noticias estrena la segunda temporada de EmerGentes

Ese viejo prejuicio que asociaba los tatuajes con la delincuencia está quedando atrás. Ahora las personas tatuadas dicen que lo hacen o ahora se han convertido en aliados para sentirnos más seguros, bonitos y satisfechos con nuestra apariencia.

Tags:

Deja tu comentario