{"multiple":false,"video":{"key":"bMrouv","duration":"00:11:33","type":"video","download":""}}

Miles son los kilómetros que nos separan con Corea del Sur, sin embargo, Corea está más cerca que nunca. El K-pop, el skincare, los k-dramas y la gastronomía han sido una revolución Chile que nos ha enamorado a todos y todas.

Y es que ya no basta con pegar las fotos de tu banda favorita en tu pieza, comprar sus discos o pelear por Twitter. Ahora te comprometes para que tu grupo sea el número uno en reproducciones, ventas y posicionamiento. Es sorprendente, porque es un nivel de responsabilidad que adquieres para que tu banda triunfe.

Pero ¿qué es lo que tiene el K-pop que apasiona tanto a los jóvenes? La industria cultural de Corea lo supo descifrar a la perfección, lo empaquetó y lo envió a todo el mundo: álbumes, photocards, lightstick o ropa, nunca es suficiente, la fanaticada no se cansa y siempre quiere más de sus ídolos.

Las bandas como Black Pink, BTS, EXO y Twice rompen récords en reproducciones y alcanzan hasta mil millones de visitas en sus videos de YouTube. Lo cierto es que para cosechar ese nivel de éxito los artistas deben pasar por un entrenamiento, que -por lo general- es un camino largo y difícil.

Lee también: Emergentes 2, capítulo 1 | Tatuajes y modificaciones, mi propio ideal de belleza

Pero, ¿por qué en ocasiones el K-pop ha sido señalado como una amenaza? Tanto en el estallido social chileno y colombiano los k-poper fueron acusados de tener una influencia directa, mientras que Kim Jong-un lo apuntó como “el cáncer vicioso”. ¿Cómo funciona este universo y por qué son tan poderosos sus seguidores?

Aunque como equipo de EmerGentes solemos mantenernos alerta de las tendencias e intentamos que no se nos escape nada, no sabíamos mucho de K-pop y partimos creyendo que sólo era algo relacionado con música muy producida, pero tras las grabaciones de este capítulo terminamos viendo k-dramas y comiendo ramen picante.

Para conocer el escenario del k-pop en Chile, estuvimos con Kev Lehmann (https://www.instagram.com/kevlehmann/), creador de contenido, cantautor, k-poper fanático de BTS y Black Pink, así que aprovechamos de conocer su colección de merch (mercadería kpop), su skincare (rutina de cuidado facial) y hasta tuvimos un festín de comida típica coreana.

También quisimos saber cómo veían este fenómeno cultural los propios coreanos(as), por eso nos trasladamos hasta Patronato, barrio conocido por su multiculturalidad y donde se ubica Yeppo (https://www.instagram.com/yeppocl/ ), local de cosmética coreana y cafetería. Allí su gerente Alejandro Chung nos reveló detalles importantes para conocer más de su cultura y la importancia en torno a la belleza.

Luego, aprovechamos que estábamos en el barrio de Recoleta y pasamos a Misoya (https://www.instagram.com/misoya348chile/ ), restaurante de comida coreana muy conocido por los y las kpopers chilenas, pues bandas como W24 y Kard lo han visitado. Ahí aprovechamos de probar el exquisito kimbab, el tofu bibimbab y el tobokki picante.

Lee también: Con invitación de Rafa Cavada a romper paradigmas, CHV Noticias estrena la segunda temporada de EmerGentes

El chileno de por sí es fanático -o al menos así lo creen Poly Godoy y Mike Sandoval, los escritores del K-Book: La guía definitiva del K-pop-, por eso no es extraño que el pop coreano haya enganchado tanto.

Hay quienes llevan esta pasión al baile y forman grupos de dance covers, es allí donde Eduardo Valdivia, creador de KC Dance Studio (https://www.instagram.com/p/CSnWr65AinM/ ), vio la oportunidad de crear la única academia exclusiva de baile K-pop en Chile.

En este segundo episodio de la segunda temporada de EmerGentes te mostramos el universo del K-pop y cómo lo viven los/as jóvenes chilenos/as.

PD: Con el código “CHV” en Yeppo (https://yeppo.cl/) tendrás 10% de descuento en tu compra.

Tags:

Deja tu comentario