Emergentes - Emergentes

Emergentes 2, capítulo 8 | Dolor y placer, todo sobre el BDSM

Para algunos, el sexo vainilla o tradicional no es suficiente y por eso se atreven a explorar lo kinky o la sexualidad no convencional, si quieres saber más de estas prácticas llenas de placer, entonces debes mirar este nuevo capítulo de EmerGentes2.

{"multiple":false,"video":{"key":"bMGW2w","duration":"00:18:57","type":"video","download":""}}
  • Enlace copiado

Cerrar los ojos, inhalar, exhalar, controlar la respiración, dejarse llevar y disponerse a disfrutar. Nuestros invitados señalan que es la forma para comenzar a deleitarse con estas experiencias eróticas.

Las maneras en las que se puede sentir goce son tantas y el sexo tradicional es tan sólo una de ellas. Por eso, nuestros protagonistas nos muestran la realidad que se esconde detrás del mundo de fetiches sexuales y BDSM (Bondage, Dominación y Sadomasoquismo, por sus siglas en inglés, pero que va mucho más allá de estas simples abreviaturas).

Lee también: Emergentes 2, capítulo 7 | Trap chileno

En sesiones de bondage y sadomasoquismo nuestros personajes nos enseñan un escenario erótico, tántrico, doloroso y placentero. Si usted se imagina todo esto como las películas o libros de Cincuenta sombras de Grey, déjeme desilusionarlo, porque este mundo va mucho más allá de golpes y castigos.

De hecho, para poder realizar estas prácticas hay que ser muy consciente y responsables consigo mismo y con la otra persona. Por eso se debe tener en cuenta siempre la principal regla de seguridad: SSC (Seguro, Sensato y Consentido). 

Pues tal como nos señala Franky, rigger (quien ata en el bondage), “las prácticas del BDSM son prácticas sexuales alternativas, pero también son bastante riesgosas porque estamos jugando con emociones muy intensas y con el cuerpo de las personas… uno tiene que tener ojo y sensatez, hasta dónde puedo dar yo y hasta dónde puede aceptar la persona, porque podemos llegar a producir cortes, hematomas, sangre. Entonces, ahí se activan o deberían estar siempre los protocolos de seguridad”.

Lee también: Emergentes 2, capítulo 6 | Belleza y empoderamiento

En medio de esta caótica ciudad nos invitan a grabar una junta de bondage shibari, un estilo de atadura japonesa, donde se tiene sumo cuidado con lo estético y la intensidad de lo que se siente se va regulando con la respiración. No es necesariamente algo sexual.

Hay silencio en la sala, sólo se escucha el jadeo de la sumisa. Mientras más se complejiza la atadura, más rápida es su inspiración y exhalación, la ropebunny (la persona que disfruta del amarre) se hace consciente y la hace más lento, casi como un jadeo ahogado. Lo va disfrutando poco a poco, ya que en la comunicación con su dominante se lo deja saber.

Asimismo, para mostrar más del mundo kinky, llegamos hasta otra vivencia erótica, el fetichismo. Conocimos a Ramón y su amor por el látex, un tipo de tela que agudiza los sentidos en su piel y estiliza, además nos confiesa que “hace todo más placentero”.

Por otra parte, la dominatriz Victoria nos muestra una sesión de dominación, sumisión y sadomasoquismo. Un ejemplar erótico con azotes, palmadas, latigazos, espelma de vela y mucha contención.

Te preguntarás ¿Cómo es que sienten placer de algo que nuestro cuerpo reconoce como una sensación desagradable?, pues al sentir dolor nuestro sistema nervioso se activa y empieza a disparar endorfinas, para así bloquear precisamente esa sensación molesta. El cuerpo despierto ya está en alerta y Victoria comenta que “cuando la piel se calienta ya empieza a recibir el dolor de una manera más placentera, no un dolor molesto. Es muy placentero sobre todo si es consensuado, por eso siempre hay que estar preguntando cómo se siente”.

Lee también: Emergentes 2, capítulo 5 | Mambo chileno, la música de las poblaciones

Para nuestros protagonistas esas sensaciones resultan muy placenteras, pero que para llevarlas a cabo tienen toda una preparación en técnicas de seguridad, de anatomía y de comunicación para establecer límites, así evitan problemas a futuro de salud e integridad.

Sin embargo, estas prácticas no son para todas las personas placenteras ni tampoco deben ser así. Hay que tener especial cuidado, porque para algunos podría revivir traumas o miedos de su subconsciente.

¿Te gustaría saber más de estas experiencias eróticas? Entonces, no te pierdas el capítulo ocho de la segunda temporada de EmerGentes2.


  • Enlace copiado
Lo más visto