Por María Fernanda Gándara

Nos depilamos, maquillamos, alisamos el cabello, hacemos dietas… gastamos miles de pesos para ser lindas y aún así nos sentimos inseguras de nuestros cuerpos, procurando que no se nos vea el “rollito”, las arrugas al reír, los poros dilatados, y cualquier producto “milagroso” que nos ofrezca ser bellas, lo compramos sin pensar.

Romper con los tan anhelados estándares de belleza no es fácil, sobre todo cuando en nuestra sociedad el valor de las mujeres se mide a través de cómo nos veamos, por eso en EmerGentes te presentaremos a tres grandes personas que lo lograron y están brillando más que nunca.

Lee también: Emergentes 2, capítulo 5 | Mambo chileno, la música de las poblaciones

En lo personal, desde pequeña mi familia me hizo creer que si era linda lo lograría todo. Por lo que, desde los 12 años hacía dieta, ejercicios, me alisaba el cabello y ni hablar del trauma que significó para mí mis primeras estrías, tanto que dejé de ir a la playa porque me acomplejaba mucho.

Al conocer a Luta (https://www.instagram.com/lutacruz/) me sorprendió cómo le grita al mundo: “mírenme tengo barba y soy hermosa”, pues yo no salgo ni a la esquina sin estar depilada, me da mucha vergüenza y me acomplejo mucho, como si no fuera algo natural.

Por eso me hizo click en la cabeza lo que decía, “al final debe ser tu decisión, para gustarte a ti y no para complacer al resto”. Algo que se convirtió para mí en una regla de oro.

“La belleza es 100% actitud como decía Cecilia Bolocco”, o así lo plantea Ana Balmánica (https://www.instagram.com/basmanicx/), y yo le creo, pues al verla modelar por los cerros de Valparaíso yo quedé enamorada de sus movimientos, su postura, su seguridad, su mirada, no podía dejar de pensar que era toda una artista, una diosa.

A través de este capítulo de EmerGentes transmitiremos porqué es tan importante hablar de amor propio y empoderamiento, pues está directamente relacionado con nuestra felicidad.

Lee también: Emergentes 2, capítulo 4 | Petplay: El placer de convertirse en animal

Y así lo demuestra Rocío (https://www.instagram.com/rocio.usaperlas/), quien omitió los comentarios de su cuerpo y por fin a sus 36 años ocupó bikini, tal vez parezca un acto insignificante, pero para ella marcó un antes y después en su felicidad.

Si quieres empoderarte, entonces no te pierdas este emocionante sexto capítulo de EmerGentes 2:

Tags:

Deja tu comentario