Hackers de a peso: Fiscalía descubre a dos mujeres que amenazaron a diputados vía mail y pide formalización

A principios de septiembre los parlamentarios recibieron un correo donde se les criticaba por la redacción de una nueva Constitución, aludiendo a que la opción “rechazo” fue la vencedora en el plebiscito de salida. “Sí debemos visitarles en sus casas para explicarles esto y ver si lo entienden, también tenemos derecho de hacerlo”, señalaba la comunicación. El tribunal de garantía de Valparaíso fijó la audiencia para el próximo 3 de enero. Debido a que la ley establece bajas penas, es improbable que cumplan penas de cárcel. La historia es de CHV Noticias.

jorge-molina-sanhueza
Por Jorge Molina Sanhueza
Hackers de a peso: Fiscalía descubre a dos mujeres que amenazaron a diputados vía mail y pide formalización AGENCIA UNO
  • Enlace copiado

El Ministerio Público de Valparaíso formalizará a dos mujeres que -el pasado 8 de septiembre- amenazaron vía correo electrónicos a más de 100 miembros de la Cámara de Diputados

De acuerdo a la presentación a la que accedió CHV Noticias, se trata de Lucía Acuña Cameratti y Jéssica Villegas Garrido. Ambas enfrentarán cargos como autoras del delito de amenazas “no condicionales” el próximo 3 de enero, de acuerdo a la resolución adoptada por el juzgado de garantía porteño.

Los hechos materia de investigación ocurrieron en la fecha señalada, cuando los parlamentarios encontraron en su casilla un mensaje que criticaba la redacción de una nueva Constitución, luego que ganara el rechazo en el plebiscito de salida.

“(…) nosotros hemos rechazado y no estamos dispuestos a que gente como ustedes nos imponga un nuevo proceso constituyente. Si debemos visitarles en sus casas para explicarles esto y ver si lo entienden, también tenemos derecho de hacerlo”, se lee en la comunicación electrónica.

La situación fue calificada de extrema gravedad por distintos congresistas, ya que en el cuerpo del correo también incluía las direcciones de sus domicilios personales.

El caso derivó en una denuncia que interpuso ante la Brigada del Cibercrimen de la PDI, el secretario del Senado, Raúl Guzmán, por el delito aludido e infracción a la Ley de Delitos
Informáticos

La petición del organismo fiscalizador se sustenta en el artículo 296 inciso 3 del Código Penal. Este último establece que este tipo de amenazas no solo afectan a quien la recibe,
sino también a su grupo familiar “siempre que por los antecedentes aparezca verosímil la consumación del hecho”.

La comisión de este ilícito permitirá al organismo perseguidor conseguir una condena que oscila entre los 302 a 541 días, siempre y cuándo solicite el tramo máximo de la sanción. En otras palabras, las mencionadas podrán acceder a una pena sin cárcel o bien a una salida alternativa, sin “manchar” su papel de antecedentes.

  • Enlace copiado
Lo más visto