Formalizan a gendarmes por malversación y lavado: Subían precios en “kiosko” de la cárcel y ganaban millones

Al allanar los domicilios de los funcionarios, descubrieron más de $100 millones en billetes, compra de autos y propiedades al contado. Toda una máquina a costa del dinero de los presos de la cárcel Santiago 1 de la capital.

jorge-molina-sanhueza
Por Jorge Molina Sanhueza
Formalizan a gendarmes por malversación y lavado: Subían precios en “kiosko” de la cárcel y ganaban millones
  • Enlace copiado

El fiscal Centro Norte, Francisco Ledezma, formalizó a tres gendarmes por los delitos de malversación de caudales públicos y lavado de activos, luego de acreditar que alteraban los precios del “kiosco” que funciona dentro del penal Santiago Uno, obteniendo con ello -al menos durante tres años- millonarias sumas de dinero.

De acuerdo a la información a la que accedió CHV Noticias, se trata de los funcionarios Hilario Álvarez Barriga y José Luis Henríquez Pezo, quienes quedaron en prisión preventiva, mientras que Cristóbal Riffo Arriagada, deberá cumplir arresto domiciliario. Ninguno podrá salir del país, establece la resolución adoptada por el juez Ponciano Sallés del Séptimo Tribunal de Garantía de Santiago.

Básicamente, los imputados crearon un sistema a vista y paciencia de la administración penal, cobrando lo que estimaban, ya fuera por comida o útiles de aseo a los internos, toda vez que el llamado “economato” es el único lugar de venta intramuros. En otras palabras se apropiaron del monopolio.

Lea los hechos de la formalización

Por ejemplo, entre 2017 y 2019 obtenían hasta $50.000 diarios libres de impuestos, ya que no se entregan boletas, pero la suma subió a 200 o 300 mil pesos al día en 2020.

Para lograr su objetivo le hacían creer a la superioridad que la lista de precios estaba publicada a la vista de los privados de libertad, pero no era cierto, creando una apariencia de que todo estaba en regla.

El negocio de Álvarez, Henríquez y Riffo tuvo buenos réditos, los que fueron descubiertos durante el allanamiento que hizo el OS-9 de Carabineros en los domicilios de estos últimos.

Por ejemplo, Henríquez mantenía en su casa de Lo Espejo más de $30 millones en billetes. También poseía un vehículo Hyundai de 2020 que supera los $10 millones, una camioneta Maxus cuyo costo asciende a más de $23 millones.

Álvarez, en tanto, tenía en su departamento de Santiago Centro una suma cercana a los 15 millones en efectivo. No es todo, porque la fiscalía descubrió que adquirió una propiedad en Viña del Mar por $163 millones.

Por último, a Riffo los carabineros le incautaron $67 millones en billetes de distintas denominaciones al interior del closet de su departamento de Avenida Viel. Respecto de este funcionario, el Ministerio Público estableció que también adquirió dos vehículos y una propiedad al contado, por $13 millones en la comuna de Cañete, Región del Bío Bío.

De acuerdo a la teoría del caso que sostuvo el fiscal Ledezma, el origen del dinero tiene un carácter “espurio” y los imputados no tienen cómo justificarlo. En otras palabras, ejecutaron maniobras para dar una apariencia de legalidad a los activos obtenidos a costa del dinero de los presos.


  • Enlace copiado
Lo más visto