La maleta de Estocolmo: Suecia pide extraditar a chileno que robó 1 millón de euros y lingotes de oro

La solicitud la tramita un ministro de la Corte Suprema, en contra de Mauricio Palma Olivares, quien participó en el robo de una remesa millonaria al empleado de una firma que transportaba plata en efectivo desde Estocolmo a Polonia, a finales de 2019. Sin embargo, a solo horas del operativo que detuvo a sus cómplices en febrero de 2020, Palma Olivares logró escapar a España y su ingreso a Chile no consta en el registro migratorio que la PDI entregó al magistrado. Es posible que para ingresar al país, usara un pasaporte mexicano falsificado. Se trata de la historia que no solo involucra al requerido, sino que también revela cómo un grupo de connacionales hicieron de las suyas por años en varios países del viejo continente. El expediente sueco completo, lo revela CHV Noticias y podrás verlo en el noticiero central.

jorge-molina-sanhueza
Por Jorge Molina Sanhueza
La maleta de Estocolmo: Suecia pide extraditar a chileno que robó 1 millón de euros y lingotes de oro Expediente

Mauricio Palma Olivares nació en Valparaíso el 5 de julio de 1973. Por entonces un bebé, no pudo imaginar que años más tarde se convertiría en un delincuente internacional. Menos que cometería delitos en distintos países de Europa.

En Chile su nombre no está asociado al hampa local, salvo por ilícitos menores, pero sí a las autoridades judiciales y policiales de Suecia, donde es investigado por el robo de 10 millones de coronas (cerca de un millón de euros) que incluían lingotes de oro. El hecho ocurrió el 4 de diciembre de 2019, en las cercanías del aeropuerto Arlanda en Estocolmo.

Sin embargo, Palma Olivares ya no reside en el viejo continente, sino en suelo nacional, donde enfrenta un proceso de extradición solicitado por ese país, a cargo del ministro de la Corte Suprema, Leopoldo Llanos.

Lea la solicitud de extradición

En síntesis, la causa señala que -junto a tres connacionales- robaron una maleta que portaba la suma señalada, al emisario de una empresa que transportaría dinero en efectivo desde Suecia a Polonia por vía aérea.

El caso fue indagado por la fiscalía sueca y a solo horas del operativo que detuvo a sus cómplices, Palma Olivares -el 13 de febrero de 2020- huyó en avión a Dinamarca junto a su familia y al día siguiente a España con un documento falso. Ahí su rastro se perdió. Sus compañeros de crimen fueron posteriormente condenados en agosto del mismo año a penas de cárcel.

Invisible

Cuando la carta rogatoria llegó al máximo tribunal en febrero del corriente, lo primero que resolvió el magistrado fue que la PDI obtuviera toda la información disponible para dar con el paradero del requerido. Acto seguido, ordenó intervenir el teléfono celular que usaba en Chile y el de su familia cercana. Si Palma Olivares se movía con soltura en el viejo continente, lo obvio es que en Chile hiciera lo mismo. Ubicarlo y detenerlo para los fines de la investigación, entonces, se transformó en una tarea sigilosa.

Las diligencias del magistrado dieron frutos, porque el 1 de abril de este año, Palma Olivares fue detenido y puesto a disposición del juez instructor y los antecedentes sobre sus pasos fluyeron rápidamente. Entre esos datos, figuran sus viajes por el mundo.

Palma Olivares voló desde 2015 hasta 2019 a Estados Unidos, Canadá, México, Dinamarca, Perú y, pese a residir actualmente en Chile, no registra ingreso por ninguno de los pasos habilitados. No al menos con su identidad chilena, porque el Ministerio Público de Estocolmo acreditó que usaba al menos dos pasaportes mexicanos falsificados, a nombre de Juan Diego Martínez Rosales y César Emilio Salinas Mendoza, respectivamente.

Si bien es cierto Palma Olivares estuvo tras las rejas por el dictamen del ministro, paulatinamente las medidas cautelares fueron cambiando y en agosto pasado es, al menos hasta ahora, un hombre libre.

Destino incierto

La investigación que sustancia el ministro Llanos, es solo la primera parte del proceso de extradición. La segunda se inició el pasado 2 de septiembre, luego que llegara una copia íntegra de la indagatoria holmiense que consta de 316 páginas, a la que accedió CHV Noticias.

Lea el expediente completo

En ella se describen todas las diligencias y resoluciones judiciales detrás del robo en que participó Palma Olivares junto a cuatro chilenos y sus roles en la banda criminal. En el expediente, declara la víctima del asalto y constan fotografías de fiestas e informes policiales con el extracto de filiación sueco de los ladrones de exportación.

Con esos antecedentes se iniciará el juicio de extradición, donde el magistrado Llanos deberá resolver si vuelve a Suecia a enfrentar la justicia o bien se queda en Chile. Posterior a esa decisión de primera instancia, será la Segunda Sala del máximo tribunal la que finalmente decidirá su destino procesal.

Las transferencias

La investigación sueca acreditó que sus adláteres en el “golpe”, fueron los chilenos Luis Correa Bruna, José Armijo Echeverría, Daniel Casanova y Gabriel Ulloa Huilcán, quienes recibieron penas de cárcel superiores a cuatro años. Quien aparece blanqueando el dinero fue Nazareth Casanova -hija de Daniel- quien sufrió una sanción menor.

En la carpeta de investigación, constan además una serie de transferencias de los condenados a España, Colombia y a familiares y amigos residentes en Chile que suman varios miles de Euros. Una de tantas, las realizadas por Palma Olivares, quien usó sus pasaportes mexicanos falsos para enviar el dinero y evitar la acción de la policía.

Un, dos, tres probando

Una de las pistas que vinculan a este último con el robo y su escape a España, son las fotografías y videos obtenidos del teléfono incautado a la sueca Agnes Dugelius cuando contrajo matrimonio el 8 de febrero de 2020 con Correa Bruna.

En ese aparato y en la tarjeta de memoria de una cámara reflex constan imágenes del enlace marital, donde aparece Palma Olivares y sus cómplices disfrutando del evento.

Otro hecho que permitió a las autoridades de Estocolmo generar pruebas para la condena, fue un mensaje de texto enviado por Correa a su mujer.

En él se lee: “Un, dos, tres, un, dos, tres, probando. ¡Vente a casa mi vieja! Estamos del otro lado, gitana. ¡Ven! ¡Carajo, mujer! ¡Amore mio, amore mio! Ven a tu casa, a la de tu viejecito, que tiene una sorpresita para ti (…)”.

La sorpresa para los policías suecos, no era otra cosa que el botín de un “golpe” que salió mal y tiene a Palma Olivares entre dos aguas: seguir en Chile o volver a Suecia solo, ya que su pareja chilena no está imputada y viven juntos en la Región de Valparaíso. Una vida de chilenos que se ganaban la vida siendo amigos de lo ajeno.

Síguenos en Google News

  • Enlace copiado
Lo más visto