No era porno: Cómo aspirantes de la FACh grabaron a camarada teniendo sexo y difundieron video por Whatsapp

Aunque los hechos ocurrieron en 2019, solo este año el expediente “secreto” llegó desde la Fiscalía de Aviación a manos del Ministerio Público, pues no se acreditó un delito militar. Los antecedentes dan cuenta que todo ocurrió un domingo durante una fiesta en Conchalí, cuando uno de los jóvenes -que mantenía relaciones sexuales con una mujer- fue registrado por la cámara de un teléfono celular. Y como si fuera una humorada, compartido a través de la aplicación de mensajería a otro de los asistentes. Lo llamativo es que -como si fuera una broma negra- también llegó al móvil de la víctima. Los voyeristas, por cierto, fueron desvinculados de las filas de la institución. La historia de un pecado militar, la revela CHV Noticias.

jorge-molina-sanhueza
Por Jorge Molina Sanhueza
No era porno: Cómo aspirantes de la FACh grabaron a camarada teniendo sexo y difundieron video por Whatsapp

Todo ocurrió en una casa de Conchalí hace 3 años 6 meses y 24 días; o en otras palabras, el domingo 14 de abril de 2019.

Ese día un grupo de alumnos de la Escuela de Especialidades de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), disfrutaban de una fiesta cuando uno de ellos desapareció del lugar donde todos estaban reunidos, en compañía de una mujer.

Hasta ese momento, el espacio de solaz era como cualquier otro: alcohol, algo de comida y música completaban el ambiente de una salida “de franco”.

Sin embargo, el resto de los asistentes se percató -ya fuera por el ruido o bien por curiosidad- que su camarada de armas mantenía relaciones sexuales.

Lo que pudo ser una anécdota más entre jóvenes que apenas superaban la mayoría de edad y buscaban un futuro en las Fuerzas Armadas (FF.AA.), tuvo un giro descomulgado.

Premunidos de sus teléfonos celulares activaron la cámara y comenzaron a grabar lo que -hasta ese momento- no dejaba de ser una humorada militar y un secreto para guardar por siempre. Por entonces, no sopesaron sus actos.

Disciplina

Cuando el “carrete” terminó, uno de los participantes enrumbó a su domicilio en la comuna de La Granja. Fue en ese instante donde todo cambió. El joven abrió Whatsapp y adjuntó el video prohibido, enviándolo a dos colegas. Pero no bastó, porque el mismo registro llegó a quien, unas horas antes, disfrutaba del sexo, convirtiéndose entonces en una víctima.

El caso llegó a oídos de la Fiscalía de Aviación de Santiago, que inició una investigación. Lo anterior porque se configuraba un delito y los futuros hombres de azul, habían transgredido las normas disciplinarias de la institución.

Básicamente, la indagatoria buscaba establecer si las imágenes habían sido enviadas desde un recinto militar, pero ello no se acreditó. Como fuera, los participantes fueron sancionados y desvinculados de la FACh.

Por lo anterior, el fiscal a cargo resolvió enviar, recién este año, los antecedentes al 12º Juzgado de Garantía de Santiago para que fuera derivado al Ministerio Público Sur. Lo anterior porque se configuraba el ilícito de difusión de “hechos de carácter privado, sin autorización del afectado”.

Y para evitar cualquier filtración en el portal del Poder Judicial, la causa fue enviada en un CD y el tribunal dictaminó que el expediente quedara “en custodia”. El caso, entonces, dejó de ser secreto y llegó al mundo civil.

En un giro procesal, el juzgado en cuestión se declaró incompetente, atendido a que el “principio de ejecución del delito” ocurrió en la jurisdicción del 2º Tribunal de Garantía, que controla las actividades investigativas del Ministerio Público Centro Norte.

Fue así que después de siete meses, el 22 de septiembre pasado, este último tribunal se declaró competente. Lo que está claro hasta ahora, es que en el sistema judicial no consta ninguna resolución que indique que la causa está archivada o bien que alguno de los ex aspirantes esté o vaya a ser formalizado.

En cualquier caso, alguien deberá revisar el contenido del disco compacto y bien podría bautizar el caso -emulando a un viejo film- “sexo, video y Whatsapp” epigrafiándolo como “pecados militares”.

Síguenos en Google News

  • Enlace copiado
Lo más visto