¿Qué es un NFT? non fungible token, o en español, “token no fungible”, es una propiedad digital única que puede comercializarse a través de Internet. A estos se les asigna un certificado digital de autenticidad, el cual  registra a su creador, valor inicial y todas las adquisiciones o transacciones que se hayan hecho.

Este fenómeno ha producido una fiebre mundial que va de la mano de las cuantiosas ventas surgidas a partir de los NFT: el primer tweet de la historia se vendió a $2.9 millones de dólares. 

Esta tendencia ya llegó a Chile, y la gente del mundo del arte es la que lleva la delantera en este ámbito. En septiembre del año pasado se realizó Gallery Weekend Santiago, la primera venta de obras nacionales como NFT’s. 

Conversamos con tres autores que participaron de esta galería virtual, y nos entregaron sus percepciones respecto a la relación entre el arte y este nuevo formato. 

La venta del arte digital

A Sofía Garrido, diseñadora (@sofgarrido), le “explotó la cabeza” cuando se adentró en este nuevo forma de crear y publicar arte. “Conocí los NFT a través de un amigo diseñador que me iba contando su experiencia”, relata Garrido. Fuera de su obra en Gallery Weekend Santiago, ella no ha publicado ningún otro NFT.

A pesar de lo novedoso, Garrido tiene algunos reparos frente a estos tokens. “Hay una especie de fantasía que se generó alrededor de los NFT: la posibilidad de que de la noche a la mañana uno venda uno y se haga millonaria”, asegura la artista.

Debido a esto, la artista somete a discusión si el interés de las personas en el arte NFT radica en el valor “en sí mismo” de la obra artística, o es más bien “una posibilidad de ganarse la lotería”. 

En este contexto, Garrido señala que se deben cumplir ciertas características para que estas obras digitales puedan ser vendidas a precios millonarios. “Los NFT que se venden a mucha plata son aquellos que tienen una narrativa detrás. Hay que tener mucho seguidores o un público que le entreguen valor a este NFT. No es como que de la noche a la mañana va a valer mucho.”, señaló la diseñadora.

Lee También: Palta Meléndez y el drama de los artistas chilenos en pandemia: “Me puse a vender chatarra”

El artista callejero Claudio Caiozzi, mejor conocido como Caiozzama (@caiozzama), cuenta que está “muy metido en el mundo de las criptomonedas”. A partir de ese interés conoció a los NFT, formato todavía se encuentra explorando. 

Bajo la misma línea que Garrido, Caiozzama apunta a que estamos en medio de “un frenesí de obras que cuestan mil veces más de lo que en verdad valen”.

Fuera de la viralización que han tenido los NFT, el reconocido artista nacional cree que este formato puede llegar a ser beneficioso para los creadores. 

“A mi lo que más me gusta de los NFT, es que si por ejemplo yo vendo una obra en US$1.000, después esa obra puede ser revendida a un precio mayor, pero al artista original siempre le va a llegar un porcentaje de esa nueva venta”, cuenta Caiozzi.

A través del Blockchain, los NFT permiten establecer un porcentaje perpetuo independiente del valor al que en un futuro esa obra sea revendida.

Arte NFT a la venta en Gallery Weekend Santiago.

Lee También: Más de mil escritores y artistas entregan respaldo a Gabriel Boric

Los NFT: ¿Un nuevo capítulo en el arte?

A través de la historia, cada nueva forma disruptiva de crear genera tanto adeptos como detractores. 

Al igual que Garrido y Caiozzi, la artista visual Denise Lira-Ratinoff también se ha inmiscuido en el universo de los NFT. Ella ha trabajado en distintos formatos como la pintura, escultura o instalaciones artísticas, y el año pasado también formó parte de Gallery Weekend Santiago con su primer NFT. 

A pesar de su interés por este nuevo formato, actualmente ve con resquemor la experiencia que puede generar el arte NFT en las personas.

“Yo soy una persona del tocar, caminar, oler, (…) Entonces creo que este formato no te genera el mismo impacto que te puede producir estar físicamente en una instalación artística o un museo”, apunta Lira-Ratinoff.

La diferencia entre el modo de relacionarse con obras digitales, dista de la experiencia que significa presenciar el arte de manera física.

A partir de esto, Garrido cree que “a futuro los NFT podría influir en cómo nos vamos a relacionar con el arte”. De todas maneras cree que este desarrollo se dará en paralelo a la creación tradicional de las obras artísticas, añade la diseñadora.

Por otro lado, Caiozzama ve con buenos ojos la inmersión de los NFT en el arte. “Lo encuentro muy entretenido. Más que como algo malo lo veo como una expansión de lo que ya tenemos”, plantea Caiozzi. Sin embargo, reconoce que puede ser complejo de comprender, “sobre todo para las generaciones más antiguas”, añade. 

Para él, el desarrollo de la tecnología y el arte NFT es inevitable. “Quizá alguien que hoy tenga 15 años, en un futuro cuando tenga 50 va a poder invitarte a una galería virtual con los NFT que ha comprado, y tu vas a poder asistir a esa galería dentro del metaverso”, finalizó el artista nacional.

Tags:

Deja tu comentario