Por Carola Garrido
{"multiple":false,"video":{"key":"bJwEys","duration":"00:05:50","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Cancillería anuncia vuelos que traerán vuelta a chilenos varados en Venezuela, Argentina y Nueva Zelandia (05:50)

Subiendo videos a Facebook y a Instagram buscan hacer pública su desesperación. Así lo dio a conocer Camila Orellana, una viñamarina que llegó hace un mes y medio a Vietnam para participar de un proyecto artístico. Luego de pintar murales durante dos semanas, volvería a Chile.

Ese era su plan, pero sólo concretó la primera parte.

“El gobierno cerró todo. Por los medios de comunicación informaron que teníamos 24 horas para prepararnos, para comprar comida, porque no podríamos salir a la calle por 15 días. No hay buses ni vuelos domésticos, menos hacia el extranjero. Quedamos atrapados en este país”, cuenta Orellana.

Lee también: Habla la madre de la víctima más joven por coronavirus en Chile: “A él no lo atendieron y eso al final lo mató”

Según la artista, actualmente son 270 los chilenos que permanecen en Asia sin alternativa de regresar: 18 están como ella en Vietnam. Los demás se encuentran en Tailandia, Camboya, Laos, Myanmar, Malasia, Singapur, Filipinas e India. Muchos de ellos se conocieron por las redes sociales y mantienen el contacto a través de grupos de WhatsApp.

“Hemos intentado contactar al canciller, a diputados y senadores, pero no pasa nada. No tenemos respuesta. Sólo el cónsul me mandó un mail diciendo que en tres días más saldrá el último vuelo desde Vietnam hacia Chile, pero el valor del ticket es de 3.172 dólares, cuatro veces más de lo que cuesta habitualmente“, dice Camila

Molestos por la gestión del gobierno chileno

Hace algunas semanas, una abogada se comunicó con ellos para ofrecerles ayuda. Tras recabar los datos completos de 91 compatriotas, esta semana interpuso un recurso de protección contra el Ministerio de Relaciones Exteriores ante la Corte de Apelaciones de Santiago.

“Lo hicimos para que expliquen por qué no está repatriando a estas personas. Se han vulnerado sus derechos fundamentales. En Filipinas, por ejemplo, se ha ordenado disparar a quienes no respeten la cuarentena“, asegura la abogada Paulina Sanhueza.

Este no es el primer recurso de protección que se presenta en contra de la Cancillería. La semana pasada, otros 90 chilenos varados en Tailandia también lo hicieron, acusando “total desamparo”. Además, dijeron estar en desacuerdo con las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, quien el 1 de abril pasado señaló que los chilenos que están en el sudeste asiático “asumieron un riesgo mayor” al decidir viajar a países tan distantes conociendo la situación internacional.

Lee también: Presidente del Colegio Médico de Magallanes: “Cobran $80 mil por cada test que llevan a Santiago”

La abogada que representa a los chilenos que permanecen en países asiáticos también reprocha las declaraciones de la autoridad. “¿Cómo es posible que diga que estas personas no merecen ser ayudadas por irresponsables? Eso no es efectivo. Había un aviso de pandemia, pero nadie previó que en tres semanas el mundo se iba a paralizar. Es casi inhumano decir eso”, señala Sanhueza.

La profesional conoce bien varias de sus historias. Asegura que entre los afectados hay familias con niños y personas de la tercera edad que necesitan medicamentos. Dice también que varios chilenos han sufrido discriminación, ya que en Asia piensan que los turistas llevaron el COVID-19.

Ya no les queda dinero

Andrea García inició su viaje en enero. Estuvo en India y luego se fue a Tailandia, donde aún permanece sin claridad sobre su retorno. Buscando ayuda, logró contactarse con un integrante del gabinete del canciller. “Él ya dejó de responder mis mensajes. Dijo que lo único que podían hacer por nosotros era acelerar la devolución del dinero de los pasajes que perdimos, para que tuviéramos plata para comer”, cuenta la chilena.

Lee tambiénChilenos varados en el extranjero: Parlamentarios ofician a Cancillería para conocer la situación

Esta psicóloga, de 32 años, permanece en cuarentena en la isla Phuket. Tiene pagado un arriendo hasta fines de abril. “Ya no nos queda plata, hemos gastado todo comprando dos veces pasajes de tres mil dólares para volver y han cancelado los vuelos. Hemos sufrido un abandono total de parte de la Cancillería. Nos dijeron que esta semana sale el último avión y cierran el aeropuerto. Tratamos de comprar nuevamente un pasaje y no hay. Suplicamos al consulado que nos ayudara y dicen que no pueden”, relata.

En India, Alejandra Toro vive la misma incertidumbre. Viajó sola el 11 de marzo por vacaciones. Cuando salió de Santiago, señala, jamás imaginó que se decretaría un cierre de fronteras para evitar la propagación del coronavirus. Debía retornar a Osorno, donde vive, el 27 de marzo.

“Inicialmente aquí la cuarentena era hasta el 29 de marzo, pero al día siguiente dijeron que sería hasta el 14 de abril. En este periodo hemos tenido que estar cambiándonos de hotel, porque nuestro tour ya se acabó hace casi dos semanas“, dice esta doctora chilena.

Lee también: Pesadilla en el Coral Princess: 18 chilenos llevan 34 días atrapados en crucero donde pasajeros murieron por COVID-19

Lo que ha pasado no estaba en sus planes y, al igual que la mayoría de los viajeros, ella contemplaba un presupuesto para sus días de vacaciones. Como su estadía se extendió, tiene que cuidar el dinero que le queda.

“Hacemos una comida en el hotel, porque no podemos gastar en exceso. El resto del día comemos fruta que compramos en el comercio local. El problema es que nadie te cambia dólares, entonces obtener rupias y poder comprar ha sido un desafío“, cuenta Alejandra.

¿Qué dice el canciller Ribera?

Intentamos obtener una declaración del Ministro de Relaciones Exteriores con respecto al nuevo recurso de protección que fue presentado en su contra, pero no se refirieron al tema. El equipo de comunicaciones argumentó que -al ser un tema judicializado- no podía emitir comentarios.

Aunque el ministro Ribera ha señalado en varias ocasiones que desde su cartera están haciendo todo lo posible por repatriar a los viajeros, algunos chilenos que siguen atrapados en el extranjero discrepan.

Aquí no se ha repatriado a nadie. Cuando el gobierno dice eso, significa que ha conseguido que alguien vuele con su propia plata. Si no se inscriben y quedan asientos vacíos en el avión es porque no tienen plata para pagar los pasajes, ya que hoy cuestan el triple”, dice Camila Orellana desde Vietnam.

Lee también: Canciller Ribera descarta vuelos de la FACh para chilenos en el extranjero

Incluso un chileno que corrió mejor suerte, ya que pudo volver a Santiago, piensa igual. Ignacio Cortina estuvo tres meses en Indonesia. Según cuenta, recibió un correo del consulado que decía que había un vuelo de regreso el 3 de abril y que para viajar debían contactarse con la ejecutiva de la agencia de viajes. Así lo hizo.

“Volvimos entre 22 y 25 chilenos. Yo tuve que pedir que me prestaran una tarjeta de crédito para comprar el pasaje. Me costó 1.386 dólares. Yo no volví gracias al gobierno. Ellos no me repatriaron. Si bien mandaron un mail, nos sentimos abandonados por las autoridades”, dice el publicista.

Mientras la abogada que interpuso el último recurso está a la espera del resultado del examen de admisibilidad, desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) también han mostrado inquietud por la situación que viven los chilenos en el extranjero. Dicen valorar las gestiones realizadas por las autoridades, pero quieren conocer detalles.

“Quisiéramos que esos esfuerzos continuaran desarrollándose, porque aún existen compatriotas que se encuentran en algunos lugares del mundo con dificultades para regresar a Chile. En ese sentido, como Instituto, oficiamos a la Cancillería para que nos informe cuáles son esas gestiones y así poder acelerar el procedimiento de retorno“, señaló Carlos Bellei, abogado del INDH.

Tags:

Deja tu comentario