Por Claudia Pereira
{"multiple":false,"video":{"key":"b46NqsxYNR","duration":"00:09:51","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Entrevista a María Angllica Baeza: Enfermeras trabajando al límite (09:51)

Entre lágrimas fue recibido en su hogar Alfonso Cárcamo, un enfermero que estuvo ocho días en estado crítico luego de contraer COVID-19. Sus vecinos lo esperaron en los balcones del edificio ubicado en la comuna de San Miguel y le brindaron un conmovedor homenaje.

El día en que la esposa avisó de que le iban a dar el alta, estábamos todos esperándolo en los balcones. Y los otros edificios se dieron cuenta por el movimiento de la ambulancia y se sumaron”, relata la amiga y vecina Isabel Abasolo.

El profesional de la salud nunca pensó que sus vecinos, e incluso residentes de otros edificios aledaños, se sumarían a este cálido recibimiento.

No tengo palabras de agradecimiento y en realidad no hay cómo pagarlo. Gracias vecinos por haber soportado y asistido a mi mujer y a mis niños”, expresa Cárcamo, claramente emocionado.

Lee también: ¿Cómo apelar a la gratuidad, becas y créditos en la educación superior?

Los vecinos fueron una ayuda constante. Todos los días desde las 9 de la mañana hasta las 12 de la noche me preguntaban cómo estaba”, recuerda Geraldine Escobar, esposa del enfermero.

El profesional, que trabaja en la Clínica Dávila y en la empresa Help, tendrá que esperar un tiempo para estar completamente recuperado antes de retomar sus funciones. Por ahora agradece el gesto de su vecindario.

“Uno no se imagina las buenas vibras y la buena onda que hay entre toda la comunidad del edificio hasta que se producen estas cosas. Aquí se ve la nobleza de las personas y ellos son realmente increíbles”, dice agradecido.

Momentos difíciles

Pero antes de llegar al emocionante recibimiento, pasaron varias semanas de incertidumbre, donde incluso se pensó lo peor.

A mí se me derrumbó el mundo, porque además yo todavía estaba enferma, decaída y sin poder verlo”, rememora su esposa, Geraldine Escobar.

Lee también: Gobierno implementará plan piloto para test de saliva: Esperan comenzar la próxima semana

“Fue muy angustiante y penoso el periodo. Incluso hicimos una cadena de oración en el edificio”, complementa la vecina, Isabel Abasolo.

Ella agrega que, aunque todos los residentes del edificio sabían que el enfermero era una persona propensa al contagio, nunca fue discriminado, sino todo lo contrario. Dice que el enfermero siempre tuvo el apoyo y el cariño de toda la comunidad.

“No pasaba mucho tiempo acá, pero nunca se le cerraron las puertas como en otras partes. Él es muy buena persona y cada vez que había alguien enfermo, él lo visitaba”, sostiene Abasolo.

Mi marido es muy querido en el edificio, el presta sus servicios como enfermero. Hace unos días un vecino se cayó en moto y como le salía mucha plata ir a curaciones, mi esposo las hizo hasta que sanó”, relata Geraldine Escobar.

Lee también: El “doctor del pueblo” sigue atendiendo gratis en pandemia: “Sería egoísta no hacer algo teniendo la posibilidad”

El mensaje del profesional

Ahora, mucho más tranquilo y en pleno proceso de recuperación, el profesional de la salud quiso enviar un mensaje a toda la comunidad para evitar los contagios.

Quiero pedirles que se cuiden, que acaten todas las medidas restrictivas. Yo soy un testimonio viviente de que se le puede ganar, pero yo pasé raspando”, expresa Cárcamo.

El enfermero agradece las oraciones de toda la gente porque asegura, fueron de gran ayuda para su regreso.

“Cuídense, queridos vecinos, para que nadie pase por esto. Realmente esta complicada la cosa y en los hospitales no hay posibilidad de recibir a nadie más”, advierte el enfermero que sobrevivió al COVID-19 y recibió el apoyo de todos sus vecinos.

Tags:

Deja tu comentario